Derrumbe de edificio en Rusia deja al menos cuatro muertos

En la ciudad de Magnitogorsk, un edificio de departamentos se derrumbó tras una explosión por gas, lo que dejó a cientos de personas sin hogar en la víspera de Año Nuevo.
El derrumbe de los edificios en Magnitogorsk fue parcial (AP)

AFP

Al menos cuatro personas murieron y casi 70 están desaparecidas luego de una explosión de gas en un edificio residencial en Rusia, que dejó a cientos de personas sin hogar a temperaturas bajo cero en la víspera de Año Nuevo. 

Una gran parte del edificio se derrumbó después de la explosión que ocurrió alrededor de las 06:00 locales, en la ciudad industrial de Magnitogorsk, a unos mil 700 kilómetros al este de Moscú en los Montes Urales. 

Otras cuatro personas, incluyendo dos niños, fueron hospitalizados, dijeron las autoridades y 16 personas, entre ellas siete niños, fueron evacuadas. 

Por el momento las autoridades buscan cerca de 70 personas cuyo paradero se desconoce. Según medios locales unas 50 personas podrían estar atrapadas entre los escombros. 

Los equipos de rescate trataron de levantar montañas de concreto y metal destrozados a temperaturas de menos 18 grados. Se esperaba que las temperaturas en Magnitogorsk cayeran a menos 23 grados en la noche de Año Nuevo.

Las autoridades alertaron que otras dos secciones del inmenso edificio de la era soviética, ubicado en la calle Karl Marx, están en peligro de colapsar. 

La residente Anna Koroleva dijo que la explosión hizo que estallaran las ventanas de varios edificios cercanos al lugar del siniestro. 

El Kremlin indicó que el presidente Vladimir Putin fue "informado inmediatamente de la tragedia en Magnitogorsk". 

El edificio se construyó en 1973 y albergaba a unas mil 100 personas. Los residentes fueron evacuados a una escuela cercana. 

Los voluntarios ofrecieron dinero, ropa y artículos esenciales a las víctimas, y algunos dijeron que estaban listos para proporcionar refugio temporal a los necesitados. 

El gobernador de la región, Boris Dubrovsky, dijo que las personas tenían planes de comprar apartamentos para aquellas personas que perdieron sus hogares. 

El personal de la fábrica de hierro y acero Magnitogorsk (MMK), uno de los mayores fabricantes de acero del país, participó en la operación de rescate. 

Por su lado, el multimillonario Viktor Rashnikov, quien controla la planta, pidió a los residentes de la ciudad que ayuden a las víctimas.

"Esta es nuestra tragedia y dolor común", dijo en un comunicado al agregar que MMK proveerá asistencia financiera a aquellos que lo necesitan. 

Las autoridades abrieron una investigación sobre el accidente, luego que el Servicio Federal de Seguridad de Rusia confirmó que el colapso de la edificación se produjo por una explosión de gas. 

Este tipo de explosiones de gas son relativamente comunes en Rusia donde muchas infraestructuras son de la época Soviética, carecen de mantenimiento y las medidas de seguridad con frecuencia son ignoradas.

Ubicada en la región del Ural, una zona muy rica en minerales en el sur de Rusia, Magnitogorsk cuenta con una población de más de 400 mil personas y es uno de los mayores productores de acero del país.

dmr

NOTAS MÁS VISTAS