Integrantes del G7 llegan a Francia

Los líderes de Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia, Canadá y Japón dialogarán sobre los incendios en el Amazonas y las tensiones comerciales.
Donald Trump y Melania llegaron a Francia. (AFP)

AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump; el primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, y la canciller alemanaAngela Merkel llegaron a Francia para la cumbre del G7.

Los devastadores incendios en el Amazonas y las tensiones comerciales centraban los debates antes del inicio del G7, una cumbre bajo un clima de tensión y divisiones internas.


El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anfitrión del encuentro en el balneario de Biarritz, llamó a una "movilización de todas las potencias" para sofocar las llamas que devoran bosques del Amazonas brasileña desde hace varios días.

"Debemos responder al llamado de los bosques (...), del Amazonas, nuestro bien común (...) y por lo tanto vamos a actuar", prometió el jefe de Estado francés en un discurso a la nación retransmitido por televisión, antes de recibir a sus socios.

Francia, que mantuvo un áspero pulso la víspera con su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, ha amenazado con bloquear el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur por las "mentiras" del mandatario brasileño en materia de compromisos ambientales.

Aunque el gobierno alemán temperó el ímpetu de Macron, afirmando que oponerse al pacto "no es la respuesta apropiada", el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, consideró "difícil de imaginar" un acuerdo con el Mercosur -- bloque al que pertenece Brasil -- cuando la Amazonía arde.

"Por supuesto respaldamos el acuerdo entre la UE y el Mercosur (...) pero es difícil imaginar un proceso de ratificación armónico por parte de los países europeos mientras que el gobierno brasileño permita la destrucción del pulmón verde de la Tierra", dijo Tusk poco después de llegar a Biarritz.

La cumbre se celebra bajo grandes medidas de seguridad y las protestas de antimundialistas y organizaciones ecologistas, que marcharon entre las ciudades vecinas de Hendaya e Irún (España). Unas 9 mil personas, según la policía, desfilaron con calma entre las dos ciudades a ambos lados de la frontera.


AA

NOTAS MÁS VISTAS