Con campanas reviven las voces de 40 víctimas del 9/11

Los pasajeros del vuelo 93 se enteraron por teléfono que los habían secuestrado y respondieron en forma heroica, intentando recuperar el control de la cabina.
La 'Torre de las Voces' está dedicada a los pasajeros y miembros de la tripulación del Vuelo 93 que enfrentaron a secuestradores. (AP)
La Torre de las Voces es una estructura de casi 30 metros con 40 campanas que representan a las víctimas. (AP)

AP

El heroísmo de los pasajeros y la tripulación de un vuelo comercial que murieron cuando los secuestradores estrellaron el avión en una zona rural en Pensilvania fue recordado con la inauguración de una torre de concreto y acero, cuyas campanas de viento sonarán por cada una de las víctimas en el lugar donde cayeron

Las familias de las 40 personas que perdieron la vida durante los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 ayudaron a hacer sonar ocho de las que a la larga serán un total de 40 campanas de aluminio en el Monumento Conmemorativo Nacional del Vuelo 93, y el exgobernador Tom Ridge dijo que la Torre de las Voces será “un concierto perenne de nuestros héroes”. 

La inauguración fue 17 años después de que los pasajeros del vuelo secuestrado que viajaba de Nueva Jersey a California se enfrentaran a un grupo de terroristas que entonces decidieron estrellar la aeronave en una zona rural. Las autoridades han concluido que los terroristas pretendían dirigir el Boeing 757 hacia Washington para utilizarlo como una enorme arma voladora. 

​Fue el “día en el que se perdieron vidas para salvar otras. Y surgieron los héroes sobre el cielo de Shanksville”, declaró Ridge, que se desempeñó como el primer secretario del Departamento de Seguridad Nacional, agencia creada después de los atentados del 11 de septiembre. 

La estructura de aproximadamente 28 metros de altura representa la última fase del Monumento Conmemorativo Nacional del Vuelo 93. Cada campana emite un tono distinto y las filas de árboles alrededor simbolizan las ondas del sonido. 

“Las voces de todos ellos sonarán en forma perpetua con el viento en este bello condado Somerset, en Pensilvania”, afirmó el superintendente Stephen Clark. 

El parque nacional donde cayó la aeronave, a unos tres kilómetros al norte de Shanksville, incluye también una plaza conmemorativa inaugurada en el décimo aniversario en 2011, y un centro para visitantes abierto hace tres años. 


El arquitecto del monumento Paul Murdoch explicó que el viento hará sonar las campanas. Las restantes serán instaladas en las próximas semanas, según lo previsto. 

“Estas campanas responden a los gritos sin respuesta de las voces que callaron, pero son recordadas en las vibraciones de una torre monumental”, declaró Murdoch. 

Las campanas tienen entre 1.5 y 3 metros de largo, pesan hasta 68 kilogramos y están afinadas. 

Casi 3 mil personas murieron en los atentados del 11 de septiembre, en los que los terroristas tomaron el control de cuatro aviones. Estrellaron dos de ellos contra las Torres Gemelas en Nueva York y el cuarto contra el Pentágono en Arlington, Virginia. 

Los pasajeros del vuelo 93 se enteraron por teléfono que los habían secuestrado y respondieron en forma heroica, intentando recuperar el control de la cabina. 


alec

NOTAS MÁS VISTAS