Tiroteo en Buffalo es investigado como crimen de odio: FBI

Las autoridades federales siguen tratando de confirmar la autenticidad de un manifiesto de 180 páginas que fue colocado en el internet.

El tiroteo masivo perturbó aún más a una nación asolada por las tensiones raciales. | AP
AFP y AP
Nueva York, Estados Unido /

El Buró Federal de Investigaciones​ (FBI, por sus siglas en inglés) informó que investiga como "crimen de odio" el tiroteo que dejó diez personas muertas en una tienda de alimentos de Buffalo, Nueva York.

"Investigamos este incidente como un crimen de odio y un caso de violencia de extremismo racista", dijo a la prensa, Stephen Belongia, agente especial de la oficina del FBI en Buffalo.

El joven que mató a tiros a diez personas en un supermercado de Buffalo había estudiado la composición demográfica de la zona y quería atacar un lugar donde haya alta concurrencia de personas negras, y llegó al lugar por lo menos un día antes para hacer reconocimiento del local, informaron autoridades el domingo.

El individuo disparó en total a 11 personas negras y dos blancas el sábado, informaron las autoridades.

“Este individuo vino aquí con la intención expresa de matar la cantidad de gente negra posible”, expresó el alcalde de Buffalo Byron Brown en conferencia de prensa.

El individuo, identificado como Payton Gendron, el año pasado amenazó con disparar en su escuela, indicó una fuente policial a la AP. El comisionado de policía de Joseph Gramaglia dijo que el joven, entonces de 17 años, fue llevado a una evaluación psiquiátrica después.

Las autoridades federales siguen tratando de confirmar la autenticidad de un manifiesto de 180 páginas que fue colocado en el internet, el cual describía los planes con detalles y que mencionaba a Payton Gendron por nombre.

El tiroteo masivo perturbó aún más a una nación asolada por las tensiones raciales, la violencia armada y una serie de crímenes de odio.

El incidente llevó además a la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, quien es originaria de Buffalo, a exigir que las compañías tecnológicas reconozcan su responsabilidad en la propagación del racismo.

En declaraciones al canal ABC, Hochul expresó que los gerentes de las compañías tecnológicas “tienen que rendir cuentas y prometernos que están tomando todas las medidas humanamente posibles para monitorear esta información”.

“La manera en que estas ideas depravadas fermentan en las redes sociales, es algo que está propagando como un virus”, declaró la gobernadora. Sin no hay control, añadió, alguien podría tratar de imitar el ataque en Buffalo.

Twitch dijo en un comunicado que paró la transmisión de Gendron “menos de dos minutos después de que comenzara la violencia”.

Pero imágenes de la plataforma Twitch parecen mostrar un insulto racista grabado en el fusil que usó en el ataque junto con el número 14, posible referencia a un lema de supremacistas blancos.

“Esto es demasiado. Estoy tratando de componerme pero no puedo. Uno ni siquiera puede ir a la tienda en paz, esto es una locura”, expresó a la AP Yvonne Woodard, una habitante de Buffalo.

Una investigación preliminar determinó que Gendron veía portales de internet de supremacistas blancos y teorías conspirativas racistas, y había estudiando la masacre de Christchurch en Nueva Zelanda en el 2019 y la masacre en Noruega en el 2011, indicó la fuente.

No quedaba claro por qué Gendron viajó 320 kilómetros desde Conklin, estado de Nueva York, hasta Buffalo y en ese supermercado en particular en una zona de mucha población negra.

El jefe policial Gramaglia declaró el domingo que Gendron estaba en la ciudad “por lo menos desde el día previo”.

“Al parecer vino aquí para investigar el área, para hacer un reconocimiento del área antes de perpetrar este acto malvado y repugnante”, declaró Gramaglia en entrevista con el canal ABC.

El joven había atraído la atención de la policía el año pasado cuando amenazó con disparar en su Escuela Secundaria Susquehanna durante la época de graduación, sostuvo el informante.

Agentes de la Policía Estatal de Nueva York acudieron a la escuela en Conklin el 8 de junio del 2021, al recibir una denuncia de que un estudiante de 17 años había proferido amenazas.

El estudiante, dijo la policía, fue detenido y llevado a un hospital para una evaluación. La nota de prensa de la policía no menciona el nombre del alumno.

Gendron, confrontado por la policía en el vestíbulo de la tienda, se puso el rifle en el cuello, pero los agentes lo convencieron de que lo dejara caer. Fue procesado más tarde el sábado por un cargo de asesinato y compareció ante un juez con un overol de papel.

Agentes federales entrevistaron a los padres del joven y registraron varias propiedades, informó el domingo a la AP una fuente policial. Los padres están cooperando, informó una fuente.

Entre los caídos estaba Aaron Salter, policía retirado y guardia de seguridad, que le disparó varias veces a Gendron, informó el jefe policial de Buffalo Joseph Gramaglia. Una bala alcanzó el blindaje del agresor, pero no lo penetró. Gendron seguidamente mató a Salter antes de dispararle a las otras víctimas.

También entre los muertos estaba a Ruth Whitfield, de 86 años y madre del jefe de bomberos de Buffalo Garnell Whitfield, quien en declaraciones al diario Buffalo News, alabó a su madre como “una bendición para todos”.

Otra de las víctimas fue Katherine Massey, quien había ido al local para hacer mercado, dijo el diario.

“Rezamos por sus familias. Pero después de rezar, después de levantarnos de nuestras rodillas, tenemos que exigir cambio, tenemos que exigir justicia”, expresó la secretaria de Justicia del estado de Nueva York, Letitia James, en una ceremonia en una iglesia en Buffalo el domingo en la mañana.


"Esto fue un acto de terrorismo doméstico, así de simple”, añadió.

JLMR

NOTAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.