Trump lanza advertencia a Rusia, Irán y Al-Assad

Atacar provincia siria, “potencial tragedia humana”

El mandatario criticó al fiscal general, Jeff Sessions, por su gestión de las investigaciones contra dos paralamentarios republicanos.
El presidente firmó una orden ejecutiva para fortalecer la seguridad de la jubilación en EU. (Foto: Yuri Gripas/Reuters)

Agencias

El presidente estadunidense, Donald Trump, advirtió ayer al presidente de Siria, Bashar Al-Assad, y a sus aliados, Irán y Rusia, que no lancen un ataque contra la provincia de Idlib, el último bastión rebelde en territorio sirio, pues ello dispararía una “tragedia humana”.

“El presidente Bashar Al-Assad de Siria no debe lanzar imprudentemente un ataque contra la provincia de Idlib. Los rusos y los iraníes estarían cometiendo un grave error humanitario si toman parte de esa potencial tragedia humana”, tuiteó el magnate.

“Cientos de miles de personas morirían. No permitan que ello ocurra!”, agregó.

También, Trump volvió a criticar a su cuestionado fiscal general, Jeff Sessions, por la gestión de las investigaciones como máximo responsable del Departamento de Justicia.

El motivo de la renovada crítica del presidente es la acusación por parte de la justicia federal a Duncan Hunter y Chris Collins, dos parlamentarios republicanos cercanos a él que se esperaba fueran reelectos en noviembre.

Hunter está acusado de malversar 250 mil dólares de fondos de campaña, mientras que Chris Collins fue acusado de tráfico de información privilegiada, por lo que renunció a postularse para las elecciones legislativas intermedias en noviembre.

“Dos investigaciones de la era Obama de dos congresistas republicanos muy populares fueron presentadas justo antes de las elecciones de medio término por el Departamento de Justicia de Jeff Sessions. Dos triunfos seguros ahora están en duda”, tuiteó Trump. “Buen trabajo, Jeff”, añadió con sarcasmo.

El mandatario dejó caer así la idea de que las decisiones del máximo responsable de la cartera de Justicia podrían estar influenciadas por intereses partidistas.

Sobre el asunto del conflicto sirio, la ONU y organizaciones humanitarias advirtieron que un ataque contra Idlib podría desatar una catástrofe humanitaria, a un nivel aún no visto en la guerra civil siria que ya lleva siete años.

Las fuerzas de Damasco están ahora reuniéndose en torno a la provincia noroccidental de Idlib, donde se alojan una serie de grupos rebeldes y combatientes extremistas, muchos de los cuales han sido catalogados de “terroristas” por varios países.

Rusia e Irán insisten en que los grupos extremistas de Idlib deben ser derrotados y se espera que apoyen a las fuerzas sirias en caso de un ataque.

En este sentido, el gobierno iraní declaró ayer por la mañana que se debe “limpiar” de insurgentes a Idlib, mientras se prepara para sostener conversaciones con Siria y Rusia el próximo 7 de septiembre, en las que discutirán sobre la posibilidad de enfrentarse al último enclave importante en poder de los rebeldes.

El secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, dijo el viernes que Washington vería cualquier asalto del gobierno de Assad contra esta provincia como una escalada de la guerra de Siria, y el Departamento de Estado advirtió que el gobierno estadunidense respondería a cualquier ataque químico por parte de Damasco.

Teherán y Moscú han brindado un constante apoyo político, financiero y militar a Assad a lo largo de la guerra, que ha dejado más de 350 mil muertos desde que comenzó en 2011.

Por otra parte, en San Bernardino, California, un tiroteo en un complejo de apartamentos dejó un saldo de diez personas heridas, varias de ellas menores de edad, informó la policía, sin que se conozcan los agresores ni motivos.

De acuerdo con las autoridades, tres de las víctimas se debaten entre la vida y la muerte al tiempo que testigos presenciales aseguraron que en el tiroteo que tuvo lugar la noche del domingo se usaron rifles de varios calibres y que se escucharon decenas de disparos.

NOTAS MÁS VISTAS