En video, Raniere justifica abuso de niñas de 12 años

La primera testigo en el juicio contra el "gurú de la autoayuda" narra su modo de operar.

El líder de la secta sexual Nxivm. (Reuters)

Juan Alberto Vázquez

"En algunas partes del mundo la edad de consentimiento para tener sexo es de 17 años y en otras de 12", escribió el falso gurú Keith Raniere en un sermón que, en su momento, fue leído por su cómplice Nancy Salzman y presentado en video ayer en la Corte de Brooklyn.

La primera testigo en el juicio, que se presentó como Sylvie, aseguró que la escena transcurre durante una clase de "adiestramiento" que reunió a afiliadas a un grupo exclusivo para mujeres dentro de Nxivm.

Las palabras escritas por Raniere justifican la intención del líder de la secta de utilizar a menores de edad, como la mexicana Camila, quien se convirtió en su primera esclava sexual.

En el mismo video, Salzman, quien obligaba a que la llamaran Prefecta, le dice al grupo que "el abuso es una construcción humana", y que las mujeres suelen utilizar las falsas acusaciones como un pretexto para lograr otros fines.

En la grabación que provocó expresiones de conmoción entre los asistentes pudimos ver a Sylvie, entre otras 15 personas, muchas identificadas como esclavas, entre las que había algunas adolescentes.

Sylvie también aclaró que en el único encuentro sexual que tuvo con Raniere tuvo que usar un collar de perro, al tratarse de una ceremonia del "Maestro de Esclavas".

El martes, antes de que finalizara la jornada, la testigo se puso a llorar al recordar cuando su padre descubrió fotos de ella desnuda que Raniere le exigía.

El juez Nicholas Garaufis fue a traerle una caja de Kleenex y suspendió el juicio en ese momento. Pero ayer por la mañana Sylvie aclaró que, para dejar de enviar esas fotos, tuvo que encontrarse con el acusado en persona, llevada por Mónica Durán, la mujer que la había reclutado para la secta DOS.

“Estaba absolutamente horrorizada”, continuo Sylvie, quien tuvo que soportar que el líder le siguiera tomando fotos, particularmente de su vagina: "Sentí mucha vergüenza y que todo estaba lleno de mentira, secretos y oscuridad".

Cuando le informó a Keith Raniere que estaba comprometida sentimentalmente con su esposo, otro miembro de Nxivm que ignoraba la existencia de DOS, Raniere respondió: "No, tu último compromiso es conmigo, que soy tu gran maestro". Así que Durán la llevó al estudio de Raniere, con una cama de "sábanas blancas y sucias" donde la obligaron a desnudarse.

"Sentí que estaba teniendo una experiencia fuera de mi cuerpo, así que me recosté y él simplemente cayó sobre de mí".

—¿Usted quería hacer eso? —le cuestionó la asistente de la fiscalía Moira Penza, quien la interrogaba.

—Entendí que era una orden de mi maestro —respondió ella—. Me dijo que ahora era mi gran maestro pues él, a su vez, era maestro de Mónica —concluyó.

DESCONOCÍA SOBRE RED DE EXPLOTACIÓN: SALINAS JR.

Tras comenzar el juicio en contra el “gurú de la autoayuda”, Emiliano Salinas, ex miembro del consejo y ex copropietario de la empresa ESP (Executive Sucess Programas), que replicaba los cursos de Nxivm, se deslindó de las prácticas que hoy tienen bajo proceso judicial a Keith Raniere.

En una carta dirigida a MILENIO, Emiliano Salinas reiteró desconocer sobre la red de explotación sexual que creo Raniere a través de Nxivm, así como las prácticas ilícitas que se realizaba el grupo DOS, su secta secreta.

No obstante, explicó que, ante los rumores y publicaciones sobre estas prácticas, él mismo cuestionó a sus contactos en Estados Unidos, específicamente a Lauren Salzman, una de las cofundadoras de la organización, quien negó en todo momento las imputaciones.

Incluso, Emiliano Salinas aseguró que el único conocimiento previo que tuvo del grupo era que estaba integrado por mujeres que se planteaban objetivos complicados y que se apoyaban de una manera muy extraña para alcanzarlos.

No obstante, confirmó la filtración de una serie de conversaciones con el ex colaborador de ESP México, Antonio

Zarattini, lo que prueba que desconocía las prácticas que se realizaban en la red de Nxivm.

CLAVES

LA SECTA

“Sylvie”, de 32 años, testificó que formó parte de DOS durante una década, luego de ser reclutada.

LA DEFENSA

El abogado de Raniere argumentó que los testigos son presentados como víctimas, en lugar de testigos.

LOS CARGOS

Raniere enfrenta cargos de conspiración, extorsión, explotación sexual infantil y posesión de pornografía infantil.


NOTAS MÁS VISTAS