Bolsonaro relaja restricciones para comprar armas de fuego

El mandatario señaló que el decreto “restaura lo que el pueblo quiso en 2005”. Ese año, casi 64 por ciento de los brasileños rechazó por referendo una ley que pretendía establecer una prohibición total a la venta de armas en el país.
Jair Bolsonaro.

Agencias

El presidente ultraderechista de Brasil, Jair Bolsonaro, firmó ayer un decreto que facilita el acceso de los “ciudadanos de bien” a las armas de fuego, una de sus principales promesas de campaña.

“Como ha decidido el pueblo soberanamente, y para salvaguardar el derecho a la legítima defensa, ahora, como presidente, voy a usar esta arma”, afirmó Bolsonaro, al mostrar el bolígrafo con el que firmó el decreto durante una ceremonia en el palacio de Planalto, en Brasilia.

Acompañado por varias autoridades, el mandatario señaló que el decreto “restaura lo que el pueblo quiso en 2005”. Ese año, casi 64 por ciento de los brasileños rechazó por referendo una ley que pretendía establecer una prohibición total a la venta de armas en el país.

El nuevo decreto, que flexibiliza el “Estatuto del Desarme” de 2003, deja intactos algunos criterios para obtener el permiso de poseer armas: ser mayor de 25 años, no tener antecedentes criminales, tener una ocupación lícita y ser capaz de demostrar la capacidad técnica y psicológica para su uso.

Pero incluye entre los motivos de “efectiva necesidad” para tener un arma en casa a los “residentes de áreas rurales” y los “residentes en áreas urbanas con elevados índices de violencia”, con una tasa de homicidios mayor a 10 por cada 100 mil habitantes, lo que en la práctica afecta a todo el país.

El gigante sudamericano es uno de los países más violentos del mundo, con un récord de 63 mil 880 homicidios en 2017. De esos crímenes, 43 mil fueron cometidos con armas de fuego.

El decreto permite que ciudadanos que cumplan los requisitos puedan comprar hasta cuatro armas e incluso más si “otros hechos o circunstancias” lo justifican.

Además, facilita la posesión de armas a los “titulares o responsables legales” de establecimientos comerciales o industriales. Y amplía de cinco a diez años la vigencia de cada registro.

Y ADEMÁS

PISTOLAS Y LICUADORAS
“A veces vemos un niño pequeño que pone el dedo en la licuadora, la conecta y pierde el dedito. ¿Y por eso vamos a prohibir la licuadora? Es una cuestión de educación y orientación”, señaló el ministro de la Presidencia de Brasil, Onyx Lorenzoni, en un intento por defender el nuevo decreto que facilita la posesión de armas de fuego, firmada por el mandatario Jair Bolsonaro.

NOTAS MÁS VISTAS