Con velas y rosas homenajean a las víctimas del ataque en Bogotá

Cerca de 30 personas acudieron al llamado del periodista Herbin Hoyos, que dirige la organización Voces del Secuestro, quien aseguró que hoy todos los ciudadanos colombianos son policías.
Los asistentes se concentraron en Bogotá frente a la Escuela de Cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander.
Un sacerdote hizo una oración por las víctimas y para mostrar la solidaridad con los 79 heridos.

Agencia EFE

Decenas de colombianos se concentraron en Bogotá frente a la Escuela de Cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander para recordar a quienes murieron este jueves en un atentado perpetrado con un carro bomba

Cerca de 30 personas acudieron al llamado del periodista Herbin Hoyos, que dirige la organización Voces del Secuestro, quien aseguró que hoy todos los ciudadanos colombianos son policías.

Asimismo, mostró su solidaridad con el pueblo ecuatoriano y con su presidente, Lenín Moreno, "por este triste y doloroso momento", puesto que uno de los diez fallecidos es la cadete de Policía de ese país Erika Chicó. 

Los asistentes a la convocatoria portaban rosas blancas y velas para recordar a los fallecidos

Posteriormente, un grupo de policías se sumó a la concentración de la que también hizo parte un sacerdote que dirigió una oración por las víctimas y para mostrar su solidaridad con los 79 heridos

El atentado se produjo a las 9:30 horas locales, cuando una camioneta del año 1993 y cargada con cerca de 80 kilos de explosivo pentolita ingresó en la Escuela de Cadetes General Francisco de Paula Santander, situada en el sur de Bogotá, y segundos después estalló. 

El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, aseguró que el vehículo era conducido por un hombre identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez, de quien hasta el momento no ha trascendido más información

Martínez no detalló si Rojas Rodríguez, que murió en la explosión, formaba parte de algún grupo armado ilegal, ni tampoco si se trató de una acción suicida o si los 80 kilos de pentolita fueron detonados a distancia sin darle tiempo de escapar, como ha ocurrido en otras ocasiones en el país.

jamj

NOTAS MÁS VISTAS