EU y Canadá exigen a China liberar a los dos detenidos

Tensión. El gobierno canadiense expresó su preocupación por los ciudadanos aprehendidos en represalia por el caso Huawei.
Ambos gobiernos externaron su preocupación por los canadienses que fueron privados de su libertad arbitrariamente. (Reuters/Archivo)

Agencia EFE y Agencia AFP

Los gobiernos de Canadá y Estados Unidos expresaron ayer su “profunda preocupación” por la detención “arbitraria” de dos canadienses en China que vinculan al arresto en Canadá de la directora financiera de Huawei.

La ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, expresó en un comunicado su angustia por la situación de estas dos personas.

“Estamos profundamente preocupados por la detención arbitraria a principios de mes por las autoridades chinas de dos canadienses y solicitamos su inmediata liberación”, exigió.

Esta es la primera vez que el gobierno del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se pronuncia oficialmente sobre la detención de Michael Kovrig, un diplomático en excedencia, y del empresario Michael Spavor.

La ministra Freeland dijo que “Canadá respeta sus obligaciones legales internacionales, incluido cumplir su tratado de extradición con EU. La ley es fundamental en todas las sociedades; defenderemos y mantendremos este principio”, añadió.

Paralelamente, el gobierno del estadunidense, Donald Trump, pidió la liberación de los dos canadienses detenidos en China y expresó su preocupación “profunda” ante este caso, apuntó en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado Robert Palladino, quien defendió la actuación de Ottawa en la detención de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou.

“Canadá, un país gobernado por el Estado de derecho, está realizando un procedimiento legal justo, imparcial y transparente en relación a la señora Meng Wanzhou”, incidió Palladino.

El pasado miércoles, el premier de Canadá Trudeau, defendió que las autoridades de su gobierno están tratando de rebajar la tensión con China, pese a la detención de sus ciudadanos en aparente represalia por el arresto en de la directora financiera de la empresa multinacional china.

“A veces, politizar o amplificar el nivel de discurso público puede que sea satisfactorio en el corto plazo pero no contribuirá al resultado que todos queremos, que es que los canadienses estén seguros”, explicó Trudeau.

Kovrig y Spavor fueron detenidos poco después de que Canadá arrestara el 1 de diciembre a la directora financiera de Huawei cuando hizo escala en Vancouver de camino a México.

Estados Unidos considera que Meng cometió fraude al violar las sanciones comerciales impuestas por Washington contra Irán.

La radiotelevisión pública canadiense, CBC, informó que Kovrig está siendo interrogado por las autoridades chinas de forma diaria y sin acceso a sus abogados.

Kovrig, que se encontraba en China trabajando para el laboratorio de ideas International Crisis Group (ICG), solo puede recibir una visita consular al mes y durante la noche no puede apagar las luces de su celda.

En tanto, este jueves China explicó que la maestra Sarah Mclver fue detenida por trabajar ilegalmente en el país asiático. El periódico canadiense Nacional Post informó que se estaban haciendo arreglos para que McIver, originaria de Alberta, Canadá regresara a su país de origen luego de ser detenida por una irregularidad en la visa.

ARRESTAN A CHINO POR ROBAR DATOS A PETROLERA

El gobierno de Estados Unidos anunció ayer la detención de Hongjin Tan, con nacionalidad china y residencia permanente estadunidense, acusado de haber robado presuntamente datos comerciales a una petrolera para ofrecerlos a compañías de este país asiático.

Según un comunicado del Departamento de Justicia, Hongjin Tan, de 35 años, fue arrestado este jueves imputado de un delito de robo de secretos comerciales de su empresa, perteneciente al sector del combustible fósil en EU.

De acuerdo con el documento, Hongjin Tan obtuvo de forma ilícita datos de la compañía, cuyo nombre no se precisó, en relación a la “investigación y desarrollo del producto del mercado energético”.

Hongjin Tan trabajaba hasta hace poco para la empresa afectada y fue entonces cuando descargó cientos de archivos, como la manufactura de productos.

De acuerdo con la pesquisa, el acusado ofreció su trabajo a una empresa China, donde planeaba usar estos datos y beneficiar a su nuevo empleador.

NOTAS MÁS VISTAS