Putin amaga con apuntar sus misiles hacia territorio de EU

Rusia. Al presentar su informe anual, el mandatario asegura que todas las acciones que realiza Moscú son defensivas; “no estamos interesados en la confrontación, pero tenemos que defendernos”, señala.
Superarmas. El presidente ruso detalló ayer ante legisladores los avances en la creación de misiles "hipersónicos". (Reuters/Gráfico: MILENIO)

Agencias

El presidente ruso, Vladímir Putin, amenazó ayer a Estados Unidos con dirigir su armamento nuclear contra territorio norteamericano si despliega misiles de medio y corto alcance en Europa.

“Voy a decirlo clara y abiertamente: Rusia estará obligada a desplegar armamentos que podrán ser utilizados no solo contra los territorios de donde viene la amenaza directa, sino también contra los territorios donde se encuentran los centros de decisión del uso de misiles que nos amenazan”, aseguró Putin durante su discurso anual sobre el estado de la nación.

“Sabemos cómo hacerlo y pondremos en práctica estos planes tan pronto como esa amenaza se vuelva real”, señaló.

Putin advirtió que “algunos misiles” que EU podría emplazar en el continente europeo “tienen un tiempo de vuelo de 10-12 minutos hasta Moscú”.

“Esta es una amenaza muy grande para nosotros”, denunció, tras lo cual agregó que Moscú “no tiene intención, y esto es muy importante, en ser el primero en desplegar tales misiles en Europa”.

Desaconsejó a las élites políticas en EU que insistan en “la exclusividad y hegemonía sobre el resto del mundo”.

“Los estadunidense saben contar. Que calculen el alcance y la velocidad de nuestros nuevos sistemas de armamento. Solo les pedimos eso, que primero calculen y solo después tomen una decisión que pueda causar una nueva y grave amenaza para nuestro país y, por supuesto, conllevará medidas de respuesta por parte de Rusia”, dijo.

La advertencia se da después de que EU suspendiera su participación en el tratado nuclear sobre misiles de alcance intermedio (INF, por sus siglas en inglés), pactado en 1987 con la entonces URSS.

Putin acusó a EU de violar “burdamente” el INF desde el momento en que desplegó en Rumanía y Polonia lanzaderas verticales MK-41 que pueden lanzar los misiles de crucero Tomahawk.

“Estamos dispuestos a negociaciones sobre el desarme pero no vamos a golpear una puerta cerrada. Esperaremos que nuestros socios reconozcan la necesidad de un diálogo sobre una base de igualdad”, advirtió.

“A Rusia la consideran casi la mayor amenaza para Estados Unidos. Lo digo sin tapujos: no es verdad. Rusia no amenaza a nadie. Todas nuestras acciones en el ámbito de la seguridad tienen un carácter exclusivamente de respuesta, es decir defensivo. No estamos interesados en la confrontación y no la deseamos, menos aún con semejante potencia global” como EU, subrayó.

DEMASIADOS POBRES

Así como el año pasado Putin usó la alocución para revelar un nuevo arsenal de armas y esta vez se enfocó a describir los “grandes avances” de los mismos, ahora también dedicó su discurso en las cuestiones económicas y sociales, especialmente en las familias, sistema de sanidad y educación.

“No se tiene que esperar y la situación debe mejorar desde ahora. (...) Desde este año (los rusos) tienen que notar una mejora”, aseguró. “Más niños, menos impuestos”, resumió Putin, prometiendo ayudas para las familias numerosas, sobre todo a partir del tercer hijo.

Aunque Rusia salió de la recesión de 2015-2016, el poder adquisitivo sigue disminuyendo.

Menos de un año después de haber sido reelegido por un cuarto mandato por un número de votos sin precedentes en casi 20 años de poder, Putin ve cómo se desploma su índice de popularidad a sus niveles más bajos desde la anexión de Crimea en 2014, debido a la reforma de las pensiones y al alza del IVA el 1 de enero, de 18 a 20 por ciento.

Y ADEMÁS

PRONTO, INFORME DE LA TRAMA RUSA
El informe judicial sobre la llamada trama rusa en EU, investigada por el fiscal especial Robert Mueller, puede estar listo la próxima semana, informó ayer el canal de noticias CNN.

Según la cadena, el fiscal general William Barr se prepara para anunciar el final de esta investigación, cuyo objetivo es determinar si hubo injerencia rusa en las elecciones de 2016 que dieron la victoria a Trump.



NOTAS MÁS VISTAS