Trump se jacta de la “temible” potencia militar del Pentágono

Advertencia. En su último día en Japón, el mandatario presume en el Memorial Day que en ningún otro país hay capacidad para tener “los misiles, aviones y navíos” que posee Estados Unidos.
La primera dama, Melania, estuvo presente en la ceremonia a bordo del ‘USS Wasp’. (Reuters)

Agencias

El presidente Donald Trump presumió ayer, durante una visita a un navío militar estadunidense en Japón, la potencia “temible” que tiene su país frente al auge de China, en la última jornada de su gira de cuatro días por territorio nipón.

En un discurso ante 800 soldados dentro del USS Wasp, un buque de asalto anfibio estacionado en la base naval del Pentágono en Yokosuka, Trump les aseguró que formaban parte de “los más temibles guerreros estadunidenses en esta parte del Pacífico”.

El ejército de Estados Unidos “quedará para siempre en primer lugar”, declaró el mandatario republicano.

“Tenemos equipamientos, misiles, cohetes, carros, aviones, navíos: nadie en el mundo los puede construir como nosotros, nadie tiene capacidad para hacerlo”, insistió.

Su discurso, vitoreado por los soldados, conmemoraba el Memorial Day, la fiesta nacional que recuerda a los estadunidenses fallecidos en las guerras que han participado, pero iba dirigido ante todo a China y a Corea del Norte, donde Trump está intentando por vía diplomática que el gobierno de Kim Jong-un renuncie a las armas nucleares, de momento sin éxito.

Trump dijo a los soldados, a los marinos y demás personal militar presente en la embarcación, que se enfrentan a los desafíos de la seguridad en la región con “una valentía sin igual”.

Las fuerzas navales de EU “patrullan con orgullo” en las aguas de la región, aseguró, citando lugares de tensión como el mar de China Meridional, donde Pekín expande su presencia militar.

Poco antes, visitó junto al premier japonés, Shinzo Abe, el portahelicópteros japonés JS Kaga.

ABOGADO EN PROBLEMAS

El abogado Michael Avenatti, célebre por haber representado a la actriz porno Stormy Daniels en su caso contra de Donald Trump, se declaró ayer “no culpable” de haber estafado 300 mil dólares a quien fuera su clienta.

Avenatti, de 48 años y en libertad bajo fianza desde finales de marzo, se enfrenta a varios casos abiertos en su contra en Nueva York y California, por los que podría ser condenado a hasta 400 años de prisión.

En este proceso está acusado de fraude y robo de identidad con agravante porque supuestamente se hizo pasar por Stormy Daniels ante un agente literario para convencerle de que le enviara a él sus ingresos en lugar de a quien era entonces su clienta.

Según la fiscalía, Avenatti envió al agente literario de Daniels un documento “supuestamente firmado” por ella instruyéndolo a enviar los pagos de un libro que estaba escribiendo a una cuenta que estaba controlada por él.

El pasado 22 de mayo, Avenatti fue imputado en Nueva York por estos delitos y también por haber intentado extorsionar a la firma deportiva Nike, un proceso que también arrancó ayer en el mismo tribunal del distrito sur de la ciudad y en el que el abogado también se declaró “no culpable”.

Según Nike, el polémico abogado intentó “extraer más de 20 millones de dólares” a la firma deportiva “amenazando con usar su habilidad para reunir publicidad e infligirle un importante daño financiero y reputacional si no cumplía con sus demandas”.

En abril, un tribunal de California determinó que el abogado podría haber cometido desfalco, fraude financiero, evasión de impuestos y fraude bancario por valor de decenas de millones de dólares.

Y ADEMÁS

SE REÚNEN CHAVISTAS Y OPOSITORES EN OSLO

Diplomáticos noruegos y venezolanos confirmaron ayer que representantes del presidente chavista Nicolás Maduro y del líder opositor, Juan Guaidó, mantienen desde el lunes un primer cara a cara en Oslo, para discutir una solución a la crisis que azota al país. “En vista de que esfuerzos anteriores para negociar han fracasado porque el régimen los ha utilizado para dividir a la oposición y ganar tiempo, esperamos que las conversaciones en Oslo se centren en la salida de Maduro como precondición para avanzar”, indicó ayer Washington.

NOTAS MÁS VISTAS