Deja 22 niños muertos ataque aéreo en Yemen

Subsecretario de la ONU afirma que 26 civiles fueron alcanzados por bombardeos de coalición encabezada por Arabia Saudita.

Agencia AFP

Dos bombardeos aéreos de la coalición dirigida por Arabia Saudita en Yemen dejaron al menos 22 niños y cuatro mujeres muertas, afirmaron ayer funcionarios de la ONU que convocaron a la realización de una investigación independiente de los ataques contra civiles desde el estallido de la guerra, hace tres años.

Los 26 civiles murieron tras un ataque aéreo el jueves mientras huían de las zonas de combate en Yemen, dijo este viernes el subsecretario general de Naciones Unidas para asuntos humanitarios, Mark Lowcock.

Otros cuatro niños murieron también el jueves en un bombardeo separado, denunció Lowcock. Ambos ocurrieron en la región de Al Durayhimi, al sur de la ciudad rebelde de Hodeida.

“Esta es la segunda vez en dos semanas que un ataque aéreo de la coalición liderada por Arabia Saudita provoca decenas de bajas civiles”, señaló Lowcock en un comunicado.

Un ataque contra un autobús en el bastión rebelde de Saada el 9 de agosto mató a 51 personas, entre ellas 40 niños, lo que llevó al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, a pedir una investigación “imparcial, independiente y rápida”.

Lowcock se hizo eco del llamado de Guterres y dijo que “aquellos con influencia” sobre los bandos enfrentados deben garantizar que los civiles estén protegidos.

En paralelo, en un informe de 90 páginas, Human Rights Watch (HRW), dijo que la coalición encabezada por Arabia no había investigado adecuadamente las acusaciones de crímenes de guerra derivadas de ataques contra objetivos civiles.

La directora de HRW en Medio Oriente, Sarah Leah Whitson, sostuvo que los investigadores de la coalición “estaban haciendo poco más que cubrir crímenes de guerra”.

La Unión Europea instó a las partes beligerantes a “priorizar la protección de civiles en todos los casos” tras los ataques en Al Durayhimi e hizo hincapié en la necesidad de poner fin a la guerra, según un comunicado de Asuntos Exteriores del organismo europeo.

NOTAS MÁS VISTAS