Millones de abejas mueren tras desvío en vuelo de avión que las dirigía a Alaska

Las especies fueron adquiridas por casi 980 mil pesos en California con la idea de polinizar huertos huertos de manzanos y viveros.

Abejas y polinización. | Iván Carmona
AP
Estados Unidos /

La mayoría de un grupo de 5 millones de abejas murió tras un cambio en el vuelo de la compañía Delta Air Lines que las dirigía hacia Alaska, Estados Unidos, quedando varadas en Atlanta, lo que provocó que las especies estuvieran por varias horas en el suelo en un clima cálido.

Las abejas eran parte del primero de dos envíos ordenados por la apicultora Sarah McElrea, de Alaska, a un distribuidor en California. La especie de insectos se utilizaría para polinizar huertos de manzanos y viveros en la entidad, de donde no son nativas.

Sin embargo, las abejas fueron desplazadas de su ruta original a Anchorage, Alaska, y en su lugar tomaron un vuelo a Atlanta, desde donde serían trasladadas a un avión con destino a la primera ciudad mencionada, según informes publicados.

McElrea dijo que se preocupó cuando el envío de más de 362 kilos no llegó a Atlanta a tiempo para tomar el vuelo de conexión. La especialista dijo que al día siguiente Delta Air Lines le informó que algunas abejas se habían escapado, por lo que los trabajadores de la aerolínea colocaron las cajas con las abejas fuera de una bahía de carga de Delta.

Presa del pánico, McElrea contactó a un apicultor en Atlanta, quien corrió al aeropuerto y descubrió que muchas de las abejas habían muerto por el calor y el hambre, según The New York Times, mientras que la aerolínea lo llamó una "situación desafortunada".

En un comunicado enviado por correo electrónico, la portavoz de Delta, Catherine Morrow, dijo el viernes que la aerolínea “estuvo al tanto de la situación del envío... y rápidamente contrató a los equipos internos apropiados para evaluar la situación. Hemos tomado medidas inmediatas para implementar nuevas medidas para garantizar que eventos de esta naturaleza no ocurran en el futuro”.

Morrow dijo que Delta se disculpó con McElrea. La aerolínea se negó a que nadie estuviera disponible para una entrevista.

El apicultor de Atlanta, Edward Morgan, llamó a más de una docena de personas para que fueran al aeropuerto y trataran de salvar a las abejas que aún quedaban con vida.

“Es devastador ver tantos muertos”, dijo la apicultora de Georgia Julia Mahood a la emisora ​​WABE de Atlanta . “Solo grupos de abejas muertas que no tuvieron ninguna posibilidad porque se quedaron afuera sin comida y básicamente se perdieron en la maquinaria de Delta”.

McElrea, que dirige un negocio llamado Sarah's Alaska Honey, dijo que había recibido envíos anteriores de abejas en Delta desde Sacramento, California, a Anchorage vía Seattle muchas veces. La aerolínea le dijo que el envío del fin de semana pasado no cabía en el avión, por lo que fueron desviados a través de Atlanta.

La apicultora sostuvo que su proveedor en California reemplazará el envío, que tenía un valor aproximado de 48 mil dólares (alrededor de 980 mil pesos). Además, espera que Delta brinde alguna ayuda, aunque reconoció que el envío de animales vivos conlleva riesgos.


NOTAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.