Después de casi 30 años en coma, mujer despierta acompañada de su hijo

La mujer estuvo en coma tras sufrir un accidente vial en Al Air, Arabia Saudita, en 1991, tras recoger a su hijo de la escuela.
La mujer estuvo en coma por 27 años, tras sufrir un accidente en 1991. | Archivo

Milenio Digital

Una mujer despertó en un hospital de Alemania, tras estar en coma por 27 años, por sufrir un accidente vial en Arabia Saudita en 1991.

De acuerdo con el periódico de los Emiratos Árabes Unidos, The National, Munira Abdulla sufrió el accidente vial en la ciudad de Al Ain, luego de recoger de la escuela a su hijo Omar, de cuatro años.

Su hijo Omar, que ahora tiene 32 años, platicó que el auto era conducido por su tío y ella viajaba en el asiento trasero con él.

“Mi madre estaba sentada conmigo en el asiento trasero. Cuando vio venir el choque, me abrazó para protegerme del golpe", dijo Omar en entrevista con el mismo medio.

Debido al impacto, Munira Abdulla resultó gravemente lesionada y tardó cuatro horas en ser atendida, porque no tenían manera de pedir ayuda.

La mujer fue llevada a un hospital de la región y posteriormente trasladada a Londres, donde los doctores le diagnosticaron un estado de mínima conciencia.

Después la trasladaron a un hospital en Al Ain, donde permaneció por varios años, alimentada por sonda y sometida a fisioterapia para evitar que sus músculos se deterioraran.

En abril de 2017, el Crown Prince Court se enteró de su historia y le otorgó a la familia una subvención para un programa multidisciplinario integral en Alemania.

Su hijo Omar contó que visitaba a su madre a diario y pasaba el día sentado a su lado, pese a que su rutina le complicara mantener un trabajo.

Asegura que él nunca se dio por vencido, pues pese a que los doctores le decían que tal vez nunca despertara, su mamá le daba señales sobre si tenía dolores o no.

"Durante todos esos años, los médicos me dijeron que era un caso perdido y que no tenía sentido el tratamiento que estaba buscando para ella, pero cuando tenía dudas me ponía en su lugar e hacía todo lo posible para mejorar su condición", comentó.
"Nunca me arrepentí. Creo que, gracias a mi apoyo para ella, Dios me salvó de problemas más grandes ", afirmó.

FLC

NOTAS MÁS VISTAS