Sin celulares, regresan a clases alumnos franceses

Al menos 12 millones de estudiantes deben apagar y dejar en sus casilleros personales los teléfonos, según la ley que entró en vigor; en Colombia proponen una acción legislativa similar.
Emmanuel Macron prometió durante las elecciones la medida que afecta a los menores de 16 años. (Ludovic Marin/Reuters)

Milenio Digital y El Mundo

Ayer fue el primer día de colegio para millones de niños franceses, que además de estrenar libros, estuches, ropa y disgusto por el fin del verano, tienen una nueva ley que les prohíbe usar el teléfono celular en horario lectivo si tienen menos de 15 años.

Tras una primera propuesta a finales de 2017, la ley se aprobó en junio tras un duro empuje por parte del presidente, Emmanuel Macron, y entró en efecto el pasado 5 de agosto, si bien el curso lectivo y, por tanto, su aplicación final no empezaría hasta septiembre.

La nueva legislación afectará a colegios de primaria y secundaria de toda Francia y, aunque es una extensión de la normativa ya en vigor desde 2010 sobre el uso de teléfonos en las aulas, lo más relevante es que los jóvenes no podrán usar el teléfono ni a la hora de comer ni durante descansos.

La ley deja a elección de cada colegio si la norma se aplica también a estudiantes con más de 15 años. Del mismo modo, hay excepción a esta prohibición en el caso de estudiantes con algún tipo de divergencia.

Según France-Presse y AP, los estudiantes deben apagar y dejar en sus taquillas personales los celulares, aunque cada colegio puede elegir si lidia con los aparatos de otra manera, como que los estudiantes los dejen en casa o que un profesor o responsable del colegio los vigile.

En palabras de Jean-Michel Blanquer, ministro de educación de Francia, se trata de “una ley para el siglo XXI” y asegura que mejorará la disciplina de los 12 millones de estudiantes de primaria del país.

“Estar abierto a las tecnologías del futuro no implica que tengamos que aceptar todos sus usos”.

Hace dos semanas , en el Congreso colombiano el legislador Rodrigo Rojas propuso una ley similar a la francesa para restringir el ingreso de celulares a los colegios del país sudamericano y su uso en los salones, por parte no solo de los alumnos sino también de profesores de preescolar, básica y media.

NOTAS MÁS VISTAS