México, aún sin alcanzar la seguridad alimentaria, advierte directivo del CNA

MILENIO Foros

José Cacho Ribeiro. En México conviven una agricultura que compite a escala internacional y un campo muy pobre.
En nuestro país se calcula que hay 4.5 millones de pequeños productores. (Andrés Lobato)

Emiliano González

A pesar de que el sector agroalimentario de México logró exportaciones por 36 mil millones de dólares en 2018 y lleva cuatro años consecutivos de crecimiento, ocho de cada diez trabajadores del campo son pequeños productores. Muchos de ellos viven en situación de pobreza en zonas rezagadas, sin acceso a tecnología y capacitación.

José Cacho Ribeiro, vicepresidente de Cadenas Productivas del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), dijo que actualmente “hay dos niveles de agricultura, una que es muy exitosa, que compite a escala internacional, pero también tenemos un campo pobre, con más de 4.5 millones de productores pequeños que no están vinculados a las cadenas de valor”.

Cacho Ribeiro agregó que los pequeños agricultores “producen para el autoconsumo, pero otros tienen que venderle a un tercero, a precios por debajo de lo que pueden lograr si lo hacen directamente con las empresas que procesan esos productos”.

El especialista señaló que desde el CNA apoyan a los dos niveles de producción, ya que la agricultura comercial es clave para lograr la seguridad alimentaria en el país. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) dice que esta seguridad se garantiza cuando un país produce al menos 75 por ciento de los alimentos que demanda su población.

No obstante, “en México producimos 62 por ciento de los productos básicos que consumimos. La tendencia sigue siendo negativa, porque si bien tenemos ligeros crecimientos en la producción, la demanda es mayor”, dijo Cacho Ribeiro previo a su participación en el foro El Futuro del Campo de MILENIO, que se llevará a cabo este jueves.

El directivo del CNA consideró que el país “aún está lejos” de alcanzar la seguridad alimentaria en productos básicos como el maíz, lo cual “tomará alrededor de siete años”.

A esto se suma la falta de infraestructura en el campo mexicano, particularmente en el sureste del país. De acuerdo con el experto, “todavía no conocemos un proyecto de impacto (del actual gobierno) para los pequeños y medianos productores del sector agroalimentario”.

“Es necesario desarrollar capacidades de almacenaje, de comunicación, carreteras y acceso a energía eléctrica. Tenemos un serio problema de acceso al gas natural en el sureste del país, y todo eso aún está por resolverse", sentenció Cacho Ribeiro.

En 2018, las exportaciones del sector agroalimentario nacional fueron del orden de los 36 mil millones de dólares.

En nuestro país se calcula que hay 4.5 millones de pequeños productores.

INVITACIÓN

EL FUTURO DEL CAMPO

Dónde: Morelos 16, col. Centro.

Cuándo: Jueves 6 de junio.

Búscanos en: milenio.com/forosmilenio

NOTAS MÁS VISTAS