El martes el presidente Donald Trump restringió el derecho al asilo a quienes crucen la frontera con México, con el fin de poner un dique adicional a los migrantes centroamericanos.