Con la celebración presidencial del triunfo electoral, López Obrador pretende hacer historia.