El caso de homicidio, al igual que de muchos mexicanos, es parte de la violencia diaria que se vive en el país