El miércoles pasado se cumplieron 9 años de su muerte, los de mi generación que crecimos con la pulsión de mirar hacia fuera, hacia el mundo exterior que era en ingles, nos acercó a un México que ni nos tocaba, ni el corazón.