Bienvenidos una declaración de amor a la Ciudad de México a través de los trazos de extraordinarios cronistas de los siglos XVI al XX, quienes delinean una ciudad que solo existe en la memoria.