Cada lugar natural del planeta tiene una cobertura de vegetación especial y en la cual viven millones de especies de plantas, animales, hongos y microorganismos.