Sedesol pagó a Radio y Televisión de Hidalgo (RTVH) más de 955 millones de pesos para elaborar sondeos que midieran el impacto de programas sociales, pero dispersó ese dinero entre decenas de empresas.