La novela más importante dentro de la bibliografía de Stephen King, en la cual se conjuntan algunas de las señas que definen a su obra, una metáfora de todo aquello que nos produce temores.