Surgió preocupación por la desaceleración económica del país, pero la Reserva Federal comunicó que no planean aumentar la tasa de interés y esto es una excelente noticia para la inversión.