Propició el encono y el encono propició la sangre y la dificulta la reflexión.