La presencia de un nuevo virus de influenza comenzaba a saturar las salas de urgencias de los hospitales del país. No había mucha experiencia en el manejo del virus que más tarde se volvió una de las grandes epidemias del que México tenga recuerdo.