Ayer, el presidente Donald Trump dijo que contraatacará con el poder bélico que Estados Unidos nunca ha usado antes, si el país sufre otro atentado como el ocurrido el 11 de septiembre de 2001.