No se limita a una amenaza externa, al contrario, las amenazas internas son las que generan peores daños a la patria