El auto más agresivo de Lamborghini, el SVJ con tecnología vanguardista, el más rápido del circuito.