Los militares protegen la vida de los mexicanos muy a pesar de su propia vida