La ley beneficiara principalmente a las mujeres que hayan sido encarceladas por decidir abortar o por vender drogas bajo presión de sus parejas criminales.