Muchos puntos quedan aún pendientes de las leyes secundarias en educación, de los más importantes: la repartición de becas y la retención de documentos a alumnos.