Este fue el fondo del mar hace 115 millones de años, durante el cretácico y lo más increíble es que aún podemos encontrar miles de conchas marinas regadas por el suelo.