Los videos que circulan en medios de comunicación que muestran a supuestos pobladores agrediendo a militares están lejos de la realidad. El personal militar está capacitado para analizar las características y actitudes de agresores.