Las fuerzas políticas inician una nueva revisión al sistema electoral, identifican lagunas, detectan vicios, repiensan el modelo electoral y concluyen en que debe darse una reforma "de gran calado".