¡A cultivar hortalizas, con ayuda del celular!

Un contendor para cultivar hortalizas, una aplicación móvil para saber cómo hacerlo y una comunidad para intercambiar experiencias y mejorar la práctica.
Mario Eli Benítez Coral/Verde Muralla

Milenio Digital

“Estamos desarrollando un contenedor vertical para el cultivo de hortalizas llamado Verde Muralla que permite cultivarlas en pequeños espacios, de manera orgánica y auxiliados por una aplicación móvil”, asegura Mario Eli Benítez Coral, quien inicio esta empresa familiar hace seis meses.

El contenedor ocupa una superficie de 80 centímetros. Requiere de sol y media sombra y riego cada tres o cuatro días.

“El contenedor viene acompañado de un paquete que incluye semillas, fertilizantes, extractos para control de plagas y enfermedades, y se complementa con una aplicación móvil que guía al usuario durante todo el proceso. Además, dentro de la app hay un foro que busca crear una comunidad para intercambiar experiencias, aprender de otros y mejorar la práctica”, comparte Mario, quien nació en Guerrero y vive en Mérida, Yucatán, desde hace siete años.

El contenedor tiene una vida útil de diez años y un costo de 2,500 pesos. “Dedicando cinco minutos diarios, en tres meses es posible cultivar diversos productos a la vez, por ejemplo, en la parte de arriba jitomates y en la de abajo lechugas y hierbas aromáticas”. Verde Muralla busca llegar a personas que tienen interés es comer saludablemente y el gusto por cultivar sus propios alimentos, pero también está enfocado en restauranteros y chefs.

TE RECOMENDAMOS: Los rockstars de los videojuegos

Mario estudió en la Universidad Autónoma de Chapingo, en el Estado de México. Desde hace muchos años cultiva sus propias hortalizas, sin embargo, al cambiarse a una casa donde no había espacio suficiente para hacerlo, buscó la forma de resolverlo. Así nace Verde Muralla que actualmente ya ha validado la eficacia del contenedor, del paquete y la aplicación y empezará la etapa de comercialización.

Mario confiesa que toda su vida ha sido un emprendedor. Inició con una panadería y tuvo algunos otros negocios. Recién, recibió incubaciones de Sum Startup México y de Futura Makers, en donde aprendió cómo estructurar un modelo de negocio y a rectificar errores cometidos en el pasado. Opina que “actualmente el ecosistema emprendedor es muy sólido y, en Yucatán, el IYEM está brindando un gran apoyo a las nuevas empresas”.

La ilusión de Mario Eli Benítez es tener un rancho de producción orgánica y completamente sustentable. Mientras esto sucede, su tarea es convencer al mercado de las bondades de cultivar hortalizas en el hogar, apoyados por el celular, a través de Verde Muralla.

REPL

NOTAS MÁS VISTAS