"Saca lo viejo para recibir lo nuevo"

Buen Fin 2019

El problema de los mexicanos no es el desorden, sino el apego. Mantén en equilibrio de lo que entra y sale de tu casa.

Cuando dejas para mañana el orden, pasas tu fin de semana acabando con el desorden (Shutterstock).

Georgina Navarrete

Ya se acerca El Buen Fin y con él las ganas de comprar y aprovechar las ofertas para hacernos de cosas que necesitamos. Sin embargo, es común que tengamos la casa llena y no nos demos el tiempo para sacar antes de meter. 

Entonces, ¿cómo organizar nuestros espacios para que lleguen cosas nuevas? Claudia Torre, pionera de la Organización Profesional de Espacios en México y Latinoamérica, fundadora de la empresa Organizarte y de la Academia que lleva su nombre, ha ordenado cientos de hogares con su metodología y nos dice cómo podemos hacer espacio en nuestra casa para que entren las compras de El Buen Fin sin crear un caos.

Según la experta, el problema de los mexicanos no es el desorden, sino el apego. Y es que sabemos que si compramos un refrigerador nuevo, debemos deshacernos del viejo. Pero hay cosas con las que esta ecuación resulta menos sencilla:

¿Qué pasa con la ropa, los enseres menores, las ollas?

 Creo que no tiene que ver con la categoría o la cantidad, sino con las respuestas a las preguntas: ¿lo amo?, ¿lo uso?, ¿lo necesito?, ¿me hace feliz? Las cosas tienen un propósito: hacerte la vida más sencilla, pero hoy nos estamos convirtiendo en sus esclavos. Y tenemos tantas, que pasamos gran parte de nuestro tiempo cuidando de ellas, manteniéndolas, desempolvándolas a veces a costa de nuestro propio descanso, diversión y libertad. Es incongruente.

¿Es preciso sacar todo lo viejo? 

Cuesta trabajo soltar, pero así como para sanar una herida es necesario primero limpiarla para ponerle una curita, igual sucede con las cosas: para organizar, es necesario depurar. 

Y para soltar primero hay que estar dispuesto y aceptar que las cosas deben aportar presente a tu vida y no solo a los recuerdos. Pero tampoco debes tirarlas necesariamente; hay más destinos a los que puedes canalizarlas. Las puedes vender, reciclar, darlas a amigos y familiares o donar a alguien que las necesite. Así es más fácil soltarlas.

¿Hay algunos pasos para discriminar y poner orden?

 ¡Por supuesto que sí! Yo desarrollé La Metodología del O.R.D.E.N.® y me ha ayudado a organizar cientos de hogares. Son cinco pasos que puedes aplicar en cualquier espacio (desde el cajón de tu buró hasta la bodega de tu casa, pasando por clósets, cocinas o baños) pero siempre asegurándote de hacerlos en O.R.D.E.N. sin saltarte ninguno.

1. Ordena iguales con iguales: saca todo y ponlo por categorías. ¡No tomes decisiones! Solo categoriza, aún no puedes tirar nada.

 2. Reduce: ahora sí, es momento de decidir qué se va y qué se queda, y lo que se va, a dónde se va. Recuerda que hay diferentes destinos. Si encuentras cosas para llevar a la tintorería o a otra zona, para lavar, arreglar, revisar con alguien más o para probarte, asigna la nueva categoría con un letrero y espera al final para tomar acción.

3. Da un hogar: en este paso es tu oportunidad de llenar el lienzo en blanco. Como sacaste todo e hiciste una elección consciente de lo que vas a conservar, tienes la oportunidad de asignarle un nuevo lugar desde cero. Si no te funciona como lo tenías antes, ¡aprovecha para darle un nuevo hogar! Básate en tus necesidades y frecuencia de uso.

 4. Etiqueta el contenedor ideal: el contener las cosas te permite que tengas mayor control, así como transportarlas de un lugar a otro, o conservarlas en orden. Se recomienda etiquetar tanto el contenedor como el hogar donde vivirá.

 5. ¡No recaigas!: una vez que tienes orden en tu espacio y te diste cuenta del esfuerzo tan grande que te costó llegar a él,entonces es momento de ¡hónralo! y coopera para mantenerlo. Es tan sencillo como: si lo usaste, lávalo; si la prendiste, apágala; si lo tomaste, regrésalo a su lugar, etcétera.

Claudia Torre, organizadora profesional de espacios certificada




NOTAS MÁS VISTAS