Cómo ha cambiado el Buen Fin desde su primera edición

Buen Fin 2019

Con El Buen Fin aprendimos a comprar de manera más planeada; las empresas mejoraron sus descuentos y promociones para no quedarse fuera.

La experiencia de los años anteriores ha mejorado nuestros hábitos de consumo (Shutterstock).

Wendy Solís

¿Qué tanto hemos cambiado nuestros hábitos de consumo respecto a la primera edición de El Buen Fin en 2011? ¿Los comercios también han evolucionado?

El rey de las ventas de acuerdo con Erick Calvillo, socio líder de la Industria de Consumo de la consultora Deloitte, el comercio electrónico es el cambio más notable en la forma de comprar. “En los últimos cinco años, generaciones que no eran asiduas a este formato de compra, como la generación X y los baby boomers, están perdiendo el miedo. A través de sus hijos o familiares más jóvenes han probado la experiencia”.

 Además de estas generaciones, que han adoptado el e-commerce; los más jóvenes ahora ya tienen poder adquisitivo, por lo tanto, pueden hacer más compras. 


El avance del comercio en línea también se nota en lo que se compra. “En los primeros años de El Buen Fin, los consumidores adquirían artículos de bajo costo.

Hoy hacen compras más importantes, como pantallas y videojuegos”, dice Calvillo. Según el reporte de El Buen Fin de Deloitte, aunque solo 4% de los compradores de El Buen Fin 2018 realizó sus adquisiciones por internet, 7% lo hizo tanto en tienda física como en línea y 43% consultó y comparó precios en internet antes de comprar.

El Dato.
52%
de los compradores aprovecharon los descuentos directos en 2018


Qué compramos y cómo pagamos

 Si bien la ropa (22.5%) y los electrónicos (20.5) son los favoritos para comprar, no siempre ha sido así. De acuerdo con el especialista, en las primeras ediciones lo más vendido eran los videojuegos y algunos electrodomésticos. Conforme el concepto se afianzó y las promociones empezaron a ser más agresivas, los compradores aprovechan El Buen Fin para adquirir productos de más alto valor y que requieren mayor planeación. 

En cuanto a métodos de pago, Calvillo resalta que los nuevos formatos, como Paypal y Mercadopago, están tomando fuerza. Sus alianzas con comercios para ofrecer promociones los están poniendo en la mira de los consumidores.

Las promociones, ¿son las mejores?

 Para las tiendas y las marcas, los descuentos que ofrecen durante El Buen Fin son los más importantes. “Es el mejor momento para hacer compras, porque es cuando (los proveedores) lanzan las mejores promociones y ofertas del año, específicamente de electrodomésticos y aparatos electrónicos”, explica Calvillo.

 La competencia es más fuerte, “así que si los comercios no salen con toda la agresividad que puedan, no tendrán un El Buen Fin. De ahí que tanto descuentos como promociones hayan mejorado en las últimas ediciones”, agrega.

 Según el estudio El Buen Fin y la experiencia de los consumidores 2018, lo que más aprovecharon los compradores (52%) fue el descuento directo, seguido por los meses sin intereses (26%). Además, la mayoría de los encuestados (52%) afirma que las promociones en 2018 fueron mejores que las del año previo

Los consumidores hemos aprendido, edición tras edición de El Buen Fin, a comprar mejor, comparar precios y elegir los lugares ideales para hacerlo, así como a identificar las verdaderas promociones.



NOTAS MÁS VISTAS