CornerShop aterriza en Metepec y Toluca

La app chilena de compras de supermercado online busca aprovechar el auge del negocio.
La aplicación ofrece el servicio de compras por internet.

Susana Mendieta

Como consecuencia de la creciente necesidad de las personas de disponer de más tiempo libre, las ventas en línea se han incrementado, situación que la startup chilena CornerShop busca aprovechar extendiendo su negocio a Toluca y Metepec, Estado de México.

En entrevista con MILENIO, Paola Aguilar, vocera de la aplicación de compras de supermercado online, aseguró que con la incorporación de esos dos destinos, la empresa cierra su expansión de 2018.

La firma de tecnología ya tiene operaciones en Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, León y Querétaro.

Según Aguilar, el crecimiento de las aplicaciones de ese tipo, cuya finalidad es dar más tiempo libre a sus clientes, puede tener un importante despegue en los siguiente años.

Destacó que las compras de supermercado ya representan 20 por ciento de las transacciones en línea.

“El crecimiento de este tipo de aplicaciones es acelerado, incluso en Estados Unidos hay tiendas físicas que están desapareciendo para dar paso al formato online. Además, hay un fenómeno curioso, las empresas que nacieron virtuales ya cuentan con establecimientos físicos”, dijo Aguilar.

Por su parte, Juan Fernando Vélez, consultor B2B y de e-commerce de la compañía Black Sip México, destacó que el mercado mexicano todavía tiene mucho espacio para crecer, dado que a diferencia de otras naciones, lo que el comercio electrónico aporta al producto interno bruto del país, está en su nivel inicial.

“El e-commerce en México representa aproximadamente 1.6 por ciento del PIB del país, en otras naciones como Colombia, llega a 4.7 por ciento. Es cierto que México es más grande, pero a nivel de participación de la economía hay lugares donde existe un gran crecimiento, por eso veo una oportunidad grandísima aquí”, dijo Vélez.

Destacó que el comercio electrónico no parará, pues estima que seguirá con al menos un crecimiento acelerado por los próximos cinco años, por lo que para el cierre de este 2018 se contabilizarán al menos 540 mil millones de pesos en ventas.

El directivo explicó que a pesar de este crecimiento, México todavía tiene elementos que frenan el aumento en el uso del comercio electrónico, como es la falta de confianza en los medios de pago, lo cual, de manera paradójica, ya es menor entre los consumidores finales, quienes ya están más acostumbrados a las ventas en línea.

Comentó que hay un nivel de baja aceptación en los pagos electrónicos, aun cuando los bancos o entidades financieras han hecho un esfuerzo “gigante” para dar confianza al consumidor; sin embargo, entre los empresarios ese elemento ha sido menos aceptado.

NOTAS MÁS VISTAS