El anuncio, un paso más al entendimiento comercial

Los negociadores mexicanos resaltan su deseo de que Ottawa negocie con Washington y forme parte de un acuerdo trilateral.
El secretario de Relaciones Exteriores. (Pablo Martínez/AP)

Lorena López y Luis Moreno

La notificación de Estados Unidos a su Congreso sobre su intención de firmar un acuerdo por la renegociación del TLCAN con México y, posiblemente con Canadá, “representa un paso adelante en la formalización” de los entendimientos alcanzados entre los tres países.

En un comunicado conjunto, las secretarías de Economía y de Relaciones Exteriores aseguraron que México participará en la negociación de los temas trilaterales, a la vez que seguirá impulsando un acuerdo del cual Canadá sea parte.

La cancillería recordó que la semana entrante continuarán las negociaciones bilaterales entre Estados Unidos y Canadá.

En tanto, el Consejo Consultivo de Negociaciones Internacionales del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) consideró que estos pasos son positivos y abonan al objetivo de alcanzar un buen acuerdo comercial trilateral que contribuya a promover el empleo, la competitividad y la inversión en Norteamérica.

Señaló que en los próximos 30 días, que es el plazo que el gobierno de Donald Trump tiene para entregar el texto del acuerdo, representa una oportunidad para que Canadá se integre y se alcance un acuerdo trilateral en principio.

“Aún hay retos pendientes y trabajo por delante, pero estamos convencidos de que los avances y logros han sido positivos y que estamos en camino de un acuerdo que preserve y fomente las oportunidades de empleo e inversión en México”, subrayó el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón.

Respecto al curso de la negociación del TLCAN, el ex director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp), Luis Foncerrada, indicó que Estados Unidos debe ceder lo suficiente como para pensar en incorporar a Canadá al acuerdo, y evitar mayores complicaciones.

En entrevista con MILENIO Televisión, señaló que el Trade Promotion Authority que tiene el presidente Donald Trump le faculta para negociar el acuerdo de forma trilateral, no de manera bilateral solo con México.

“El permiso que tiene Trump para negociar, el permiso que le dio el Congreso a Trump es para negociar un tratado trilateral; si no estuviera Canadá tendría que tener un permiso nuevo y eso se puede llevar varios meses y complicar mucho la autorización”, subrayó.

A su vez, el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz, indicó que Canadá salió en este momento de la negociación forzado por la presión de Trump, además de no estar de acuerdo con los términos en los rubros automotriz, madera y el sector de lácteos.

Además, dijo que quieren contar con mecanismos claros para resolver disputas comerciales entre las empresas y el estado.

CLAVES
CONTRA ARANCELES

Miembros del Comité Hispano del Congreso de EU enviaron una carta a Lighthizer para pedirle que se siente a hablar con ellos sobre los efectos de los aranceles y de la renegociación del TLCAN.

Solicitaron a Lighthizer que hable con ellos sobre los aranceles y sus efectos en “los propietarios de negocios, familias, agricultores y trabajadores” a los que los legisladores representan en el Congreso.

“Los aranceles del presidente Trump ya están afectando gravemente a las empresas pequeñas y grandes en áreas urbanas y rurales, y podrían aumentar los precios para los consumidores”, destacaron.

NOTAS MÁS VISTAS