Ciberataques, por orden de Kim Jong-un, dice EU

FINANCIAL TIMES

El Departamento de Justicia responsabiliza al programador por el robo al banco central de Bangladés y de propagar el año pasado el malware WannaCry.
Los fiscales presentaron la ficha del prófugo. (Reed Saxon/AP)

Kadhim Shubber y Demetri Sevastopulo

Fiscales de Estados Unidos acusaron al régimen norcoreano de orquestar una ola global de delitos cibernéticos que incluyó el robo del banco central de Bangladés y la propagación del ataque mundial de malware WannaCry el año pasado.

Las acusaciones penales que presentó el jueves el Departamento de Justicia de Estados Unidos indican que Park Jin Hyok, un hacker norcoreano, recibió órdenes del régimen de Kim Jong-un de llevar a cabo los ataques.

Además de los ataques de Bangladés y WannaCry, los fiscales federales acusaron a Park de hackear los correos electrónicos corporativos en Sony Pictures en 2014 y un intento fallido de penetrar en Lockheed Martin, el contratista de defensa estadunidense que construyó un sistema de defensa antimisiles que se desplegó en Corea del Sur.

“Trabajar para un gobierno extranjero no inmuniza de una conducta criminal”, dijo John Demers, fiscal general adjunto de la división de seguridad nacional del Departamento de Justicia.

Corea del Norte desde hace mucho tiempo ha sido el principal sospechoso detrás de los incidentes de Sony, Bangladés y WannaCry, tres de los ataques cibernéticos más espectaculares que se hayan hecho públicos en la historia.

Pero la decisión estadunidense es una intensificación significativa en la campaña de Washington contra los esfuerzos clandestinos de guerra cibernética del régimen y se produce incluso cuando el presidente Donald Trump trata de reanimar sus relaciones diplomáticas con Kim.

El FBI emitió un aviso de “se busca” por Park, de quien se dijo que lo último que se sabía era que estaba en Corea del Norte.

Demers señaló acusaciones anteriores de hackeos contra ciudadanos chinos, rusos e iraníes que se remontan a 2014. “Hoy agregamos a nuestra lista al régimen de Corea del Norte”, dijo, lo que hace que sean “cuatro de cuatro de nuestros principales adversarios en el espacio cibernético.


“Estas actividades son contrarias a las normas aceptables de comportamiento en el espacio cibernético y la comunidad internacional debe abordarlas”, agregó.

El anuncio de las acusaciones se produjo horas después de que Donald Trump tuiteó los elogios del líder norcoreano.

“Kim Jong-un de Corea del Norte proclama ‘fe inquebrantable en el presidente Trump’. Gracias al presidente Kim. ¡Juntos vamos a lograr que se haga!”, escribió Trump ayer por la mañana.

Un alto funcionario del Departamento de Justicia dijo que la dependencia le adelantó a “nuestros socios en el gobierno de Estados Unidos” la decisión respecto a la acción, como es habitual.

El funcionario se negó a proporcionar detalles sobre por qué el Departamento de Justicia decidió revelar la demanda en este momento. Se presentó en junio en el distrito central de California.

A Park se le acusó en una denuncia penal de 179 páginas en la que se detallan sus supuestos hackeos en nombre del gobierno de Corea del Norte desde 2014 hasta 2018. La solicitud no menciona a ningún otro individuo, pero un funcionario del Departamento de Justicia dijo que su investigación estaba en curso.

El jueves, el Tesoro de Estados Unidos anunció sanciones contra Hyok y Chosun Expo Joint Venture, la compañía para la que trabajaba. El Departamento de Justicia afirmó que la compañía era un frente que se diseñó para generar divisas para la inteligencia de Corea del Norte.

El FBI identificó anteriormente a Corea del Norte como el responsable del hackeo de Sony 2014, que Estados Unidos dijo fue en represalia por La Entrevista (The Interview), una película que se burló del líder norcoreano. El año pasado, la administración Trump también atribuyó a Corea del Norte el ataque del ransomware WannaCry.

El anuncio de cargos contra Park se produce en un momento en el que los funcionarios de Estados Unidos se sienten cada vez más frustrados de que Corea del Norte no haya hecho ningún avance hacia la desnuclearización después de la histórica cumbre en junio entre Trump y Kim.

Después de la cumbre, Trump y Mike Pompeo, el secretario de Estado de EU y quien encabeza las conversaciones de Corea del Norte, defendieron el acuerdo que se alcanzó en Singapur de las acusaciones de que era demasiado vago.

Sin embargo, en las últimas semanas, el mismo Trump admitió que las negociaciones no avanzaban bien, hasta el punto en el que le dijo a Pompeo que cancelara una visita prevista a Pionyang, donde se esperaba que el secretario de Estado de EU se reuniera con Kim.

Después de un lapso de seis meses, A partir de agosto Estados Unidos comenzó a imponer más sanciones relacionadas con Corea del Norte, en su intento por ejercer más presión económica sobre Pionyang. De acuerdo con informes, China suavizó algunas de las medidas que llegó a imponer de conformidad con las sanciones de la ONU al régimen de Corea del Norte.


NOTAS MÁS VISTAS