Citi pide a inversionistas no caer en confianzas

Los mercados de valores mundiales se recuperaron después de marzo.

Camilla Hodgson

Analistas de Citigroup advirtieron que el reciente repunte de las acciones posiblemente no tenga una justificación ante los riesgos geopolíticos que prácticamente se mantienen sin cambios, y los inversionistas deben evitar un exceso de confianza.

En una nota el lunes, Mark Schofield, de Citigroup, dijo que si bien los mercados de valores mundiales se recuperaron en los meses después de marzo, los riesgos que provocaron las preocupaciones de los inversionistas a principios de este año todavía no disminuyen y que el endurecimiento de la política monetaria de los bancos centrales puede descarrilar a los mercados.

“Es posible que aliviar las tensiones comerciales y la respuesta de la política de China tranquilicen a los inversionistas, pero el movimiento tiene las características de que están trabajando los instintos gregarios”, dijo Schofield.

La economía global parecía “impulsarse por los estímulos políticos y fiscales fáciles, pero estos motores están fallando. Mientras tanto, las nubes de tormenta se acumulan y los riesgos parecen inclinarse a la baja”, dijo.

Las acciones en EU y Europa cayeron a finales de marzo desde sus máximos que se registraron a principios de año, después de la creciente tensión comercial entre EU y China, y los temores de una posible desaceleración económica en China. Un aumento en los rendimientos de los bonos también provocó un descenso en los precios de los capitales a principios de 2018.

Desde entonces, la escaramuza comercial global solamente se enfrió ligeramente. El presidente de EU, Donald Trump, y el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijeron la semana pasada que lograron avances para atenuar las tensiones y evitar una guerra comercial plena. Sin embargo, los analistas advirtieron que la situación sigue siendo tensa.

Desde que cayó a un mínimo del año a principios de abril la referencia estadunidense del índice S&P 500 ya subió casi 10 por ciento y está cerca de su máximo de todos los tiempos de enero, mientras que el Stoxx 600 de Europa subió casi 8 por ciento en el mismo periodo.

Pero los cambios recientes “realmente no justifican los últimos movimientos”, dijo Schofield.

También el lunes, una nota de Goldman Sachs resaltó las crecientes preocupaciones de los clientes de que las ganancias en el S&P 500 cada vez más las impulsaba un pequeño grupo de acciones. “Los mercados alcistas estrechos eventualmente llevan a grandes declinaciones” cuando los inversores pierden la confianza, aunque la amplitud del mercado estadunidense “aún no se reduce lo suficiente como para que sea una señal de peligro para el inversionista”, se dijo en la nota.

Schofield dijo que el “comportamiento gregario” que reconoce que está presente en el mercado puede ser “muy persistente y puede alimentarse por sí mismo”.

Dijo que un catalizador para un cambio en la sensación de riesgo puede provenir de los bancos centrales globales, sobre todo del Europeo, de Inglaterra y de Japón.

El BCE mantuvo estable su política la semana pasada, pero planea poner fin sus compras de bonos a finales de este año y se espera que eleve las tasas el próximo año.



NOTAS MÁS VISTAS