Coca-Cola adquiere las cafeterías Costa Coffee

Después de 23 años la marca, que tiene más de 3 mil puntos de venta, dejará de pertenecer al grupo británico Whitbread.
El mercado del café es uno de los que ha registrado mayor crecimiento.

Murad Ahmed y Cat Rutter Pooley

Coca-Cola comprará al grupo británico de esparcimiento Whitbread la cadena Costa Coffee en un acuerdo de 3 mil 900 millones de libras para crear al mayor fabricante de bebidas del mundo y así competir con Starbucks, Nestlé y JAB Holdings en la lucha global por las ventas de café.

Whitbread, el grupo del FTSE 100, anunció anteriormente que dividiría Costa, la segunda mayor cadena de cafeterías del mundo, tras recibir la presión de los inversionistas activistas. Las acciones de Whitbread cerraron el viernes con un alza de 15 por ciento.

Para Coca-Cola, la transacción representa un salto en el mercado mundial de café, donde tiene poca presencia, algo que le permite diversificarse para alejarse de las bebidas gasificadas y azucaradas, las cuales pierden popularidad entre los consumidores cada vez más conscientes de la salud.

“Las bebidas calientes son uno de los pocos segmentos que quedan del panorama total de bebidas donde Coca-Cola no tiene una marca global. Costa nos da acceso a este mercado a través de una fuerte plataforma de café”, dijo James Quincey, presidente y director ejecutivo de la refresquera.

La medida marca el final de los 23 años de Whitbread como propietario de Costa, que el grupo compró en 19 millones de libras cuando solamente eran 39 tiendas. Ahora tiene más de 2 mil 400 puntos de venta en Reino Unido y mil 400 en más de 30 mercados internacionales, así como la operación de un negocio de autoservicio.

En los últimos años Costa buscó su expansión internacional, sobre todo en China, ya que trata de compensar la pérdida de ventas en las calles comerciales británicas.

La firma dijo que la mayor parte de los ingresos se van a devolver a accionistas; el dinero también ayudará a enfocarse en su negocio de hotelería Premier Inn, que expandirá en Alemania.

El café ha sido uno de los mercados que más se inflaron en el valor de sus activos para las fusiones y adquisiciones en el último año, a medida que se calienta la competencia entre el grupo suizo Nestlé y JAB Holdings, el grupo de inversión privada que administra el patrimonio de la familia multimillonaria Reimann de Alemania.

Los acuerdos de Nestlé incluyeron la toma de una participación mayoritaria del asador hipster Blue Bottle y adquirir los derechos para vender productos de Starbucks, mientras que JAB llegó a un acuerdo para combinar su operación de café Keurig Green Mountain, con el productor de refrescos Dr Pepper Snapple.

La industria mundial del café se valora en más de 80 mil millones de dólares, de acuerdo con la firma de investigación Euromonitor, y su expansión ocurre a una tasa anual de más de 5 por ciento.

En Estados Unidos, el mercado de café más grande del mundo, la mayor parte de este crecimiento proviene del resurgimiento de la cultura del café entre los jóvenes de entre 18 y 34 años de edad.

De acuerdo con una encuesta de la Asociación Nacional del Café, 15 por ciento de los millennials tomó su última taza de café en una cafetería y 32 por ciento tomó una bebida que se basa en café espresso el día anterior que se reveló el documento.

Los analistas le dan un valor al negocio de Costa de alrededor de 2 mil 300 millones de libras, lo que sugiere una prima de alrededor de 20 por ciento en el valor estimado de la cadena de cafeterías.

Durante mucho tiempo Whitbread se resistió a los llamados para poner a la venta a Costa, pero aceptó el acercamiento de Coca-Cola en junio, para que esta desarrollara el negocio más rápido de lo que hubiera podido de forma independiente.

*Información de James Fontanella-Khan en Nueva York.



NOTAS MÁS VISTAS