Directivo de ING renuncia tras escándalo de lavado

Koos Timmermans es señalado como responsable de permitir que varias empresas blanquearan cientos de millones de euros.
El ejecutivo lleva 22 años en la organización.

Martin Arnold

El director financiero de ING renunció después de que lo señalaron como responsable de las fallas de cumplimiento que permitieron a empresas lavar cientos de millones de euros y pagos de sobornos.

Koos Timmermans, veterano con 22 años de experiencia en ING, es el ejecutivo de más alto nivel que sale del banco holandés por el asunto del lavado, por el cual acordó pagar un récord de 775 mde en multas al fiscal del país.

Su renuncia llega en medio de una creciente preocupación por una serie de escándalos de alto perfil que expuso la debilidad en las defensas de Europa contra los flujos transfronterizos de dinero procedente de delitos y que llevó a la Unión Europea a prometer poderes regulatorios más estrictos.

En una investigación en Danske Bank este mes se descubrió que hubo un flujo hasta de 30 mil millones de dólares en dinero ruso y ex soviético a través de su sucursal de Estonia en un solo año.

El arreglo de ING, que se anunció la semana pasada, provocó la crítica pública generalizada o contra el banco, incluyendo la de Mark Rutte, el primer ministro holandés. Wopke Hoekstra, ministro de Finanzas, dijo que el asunto “sacudió una vez más la fe pública en el sector bancario” y prometió interrogar a los ejecutivos y supervisores bancarios sobre cómo ocurrió.

En 2007 se nombró a Timmermans como director de riesgos y en 2011 como vicepresidente del consejo de administración bancaria. ING dijo que durante el periodo 2010-2016 en el que se descubrió que se infringieron las normas contra el lavado de dinero, Timmermans era el “ responsable final de ING Holanda”, donde ocurrió la mayoría de los delitos.

El banco, al que el gobierno holandés rescató financieramente después de la crisis, dijo que los consejos de supervisión y administración decidieron que Timmermans debería asumir la responsabilidad de las fallas de lavado de dinero después de llevar a cabo consultas con políticos, reguladores, académicos y abogados.

“A la luz de estas circunstancias y en consulta con el consejo de supervisión, Koos Timmermans dejará su cargo”, dijo, y agregó que permanecerá en su puesto hasta que se encuentre un reemplazo. Su indemnización está limitada por la ley holandesa en el pago fijo de única ocasión.

Las acciones de ING cerraron con una caída de 1.4 por ciento para llegar a un mínimo de dos años de 11 euros.

Andrew Lowe, analista de bancos en Berenberg, dijo que el “respetado” Timmermans se va a “considerar como una pérdida” para el banco, y agregó que “el momento no es de ayuda, con ING a mitad de una importante reestructuración en sus mercados del Benelux (la unión aduanera y económica de Bélgica, Luxemburgo y Países Bajos)”.

Las fallas de ING se descubrieron después de que el fiscal holandés investigó irregularidades en cuatro compañías con cuentas en el banco, en la que se reveló el pago de 55 mdd en sobornos a la hija del presidente de Uzbekistán por parte de una unidad del operador móvil ruso VimpelCom.

Otros clientes de ING a los que se investigó fueron una compañía de lencería con sede en Curazao que presuntamente lavó 150 mde, un grupo de materiales de construcción de un solo hombre en Surinam que acusaron de lavar 9 millones, y una empresa fantasma de importación de frutas y verduras para blanqueo de dinero.


NOTAS MÁS VISTAS