Samsung vuelve a la carrera por el 5G

FT Mercados

La empresa monta una ofensiva en el 5G al firmar el mayor acuerdo con Verizon, mientras los países aliados de Estados Unidos siguen distraídos con Huawei.

Samsung realiza inversiones desde hace cinco años en investigaciones y desarrollo de la red 5G (Shutterstock).

Edward Luce

Durante años, los mayores rivales de Huawei en el mercado de equipos de telecomunicaciones —el grupo finlandés Nokia y Ericsson de Suecia— tenían su sede lejos del grupo.

Pero ahora, un competidor creíble que busca incursionar en la carrera global para implementar la 5G surgió más cerca de casa: Samsung Electronics. El grupo con sede en Seúl lleva mucho tiempo rezagado con respecto a sus pares globales cuando se trata de equipos de telecomunicaciones.

En la mente de los inversionistas y analistas, el negocio de redes de Samsung ha sido una ocurrencia distante y adicional a sus principales motores de ingresos: chips de computa-dora, smartphones y pantallas.

Pero cada vez hay más señales de que ya está listo para jugar un papel relevante, impulsado por la confluencia de los despliegues de 5G en el mundo y la creciente presión de los gobiernos aliados de Estados Unidos (EU) para bloquear a Huawei, el participante más grande del sector.

En el juego de la 5G

El progreso de Samsung quedó subrayado en septiembre cuando obtuvo un contrato de 6,600 millones de dólares (mdd) con el grupo estadounidense Veri-zon, para suministrar equipos de red de acceso de radio (RAN) 5G al operador de EU hasta finales de 2025, lo que aumen-ta su credibilidad como un competidor serio en el negocio de las redes.

“El logro más reciente de Samsung con Verizon podría cambiar las reglas del juego”, dijo Stefan Pongratz, experto en 5G de la empresa Dell’Oro Group.

Huawei, Ericsson y Nokia todavía dominan el mercado global en el negocio de equipos de red, y en conjunto tienen una participación de entre 70 y 80%, según las estimaciones. Pero Samsung ha empezado a ganar terreno.

En el mercado general de equipos de te-lecomunicaciones, que incluye iteraciones anteriores como el 4G, la participación de mercado de Samsung casi se duplicó en los últimos dos años a alrededor de 3%, según Dell’Oro. Pero en el nuevo mercado de infraestructura móvil 5G, su participación de mercado a mediados de este año estaba entre 10 y 15%.

Samsung, que no quiso hacer comentarios, ya está capitalizando a medida que varios países aumentan la inversión en 5G. Fuera de Corea del Sur, obtuvo acuerdos en EU con Sprint, AT&T y US Cellular; con KDDI en Japón; con Telus y Videotron en Canadá y con Spark en Nueva Zelanda.

La oportunidad

Se espera que la carrera para implemen-tar el 5G —la quinta generación de red móvil del mundo, que se pregona como fundamental para los avances en la automatización industrial, los automóviles sin conductor y el Internet de las co-sas—, estimule la inversión anual con más de 235,000 mdd en promedio hasta 2035, según IHS Markit.

Se proyecta que EU y China van a invertir más de 1 mil millones de dólares en gastos de capital e investigación y desarrollo relacionados con el 5G durante 16 años.

“Estamos en una etapa temprana de la era 5G”, dijo Ian Fogg, analista principal del grupo de investigación británico Open-signal. “Todavía queda mucho en juego”.

La presión de la administración de Donald Trump sobre Huawei provocó críticas en muchos países sobre su dependencia del kit del grupo chino, tanto para las redes centrales como para el hardware, como las estaciones base, y antenas que componen RAN, que conectan los dispositivos a esas redes.

Según datos de Dell’Oro, los operadores de telecomunicaciones en al menos 14 países están reevaluando o revisando su dependencia de la cartera de RAN de Huawei, incluyendo los equipos de 2G, 3G y 4G. Los países, entre los que se en-cuentran Australia, Brasil, Alemania y el Reino Unido, representan alrededor de 33.3% del mercado global de RAN.

“Ericsson, Nokia y Samsung se están be-neficiando de la creciente incertidumbre geopolítica”, dijo Pongratz.

Dadas las dudas sobre la capacidad de Huawei para acceder a tecnología específica y mercados extranjeros, un punto de venta clave para Samsung es su cadena de suministro segura.

El negocio 5G del grupo coreano tiene poca exposición a China, en su lugar, fabrica sus equipos de red en Corea del Sur y Vietnam mientras produce otros componentes clave, como su chip de módem 5G, en EU.

Los problemas pendientes

Samsung está acostumbrado a luchar por el primer lugar en las clasificaciones de tecnología mundiales, pero en comparación, su operación de telecomunicaciones es relativamente pequeña.

Si bien desde hace más de 40 años la compañía ha estado desarrollando tecnología relacionada, varios intentos anteriores de hacer crecer su negocio de redes fracasaron después de que se centró en una serie de tecnologías inalámbricas que se volvieron obsoletas rápidamente.

Woojune Kim, jefe de ventas globales del negocio de redes de Samsung, dijoa un comité del Parlamento de Reino Unido en julio: “Podría decir que apostamos por el caballo equivocado”.

En los últimos años, el grupo intensi-ficó su atención en el 5G, gastando más en investigación y asumiendo un papel más activo en cuanto al desarrollo de los estándares y protocolos de la industria que se aplican a la nueva tecnología de red.

A principios de año, Samsung estaba solo por detrás de Huawei en patentes declaradas 5G, según el grupo de propiedad intelectual IPlytics. Los problemas que hoy enfrenta Nokia con la calidad de sus productos en las etapas iniciales del 5G le dieron un mayor impulso al grupo surcoreano, dijeron analistas.

Pero la competencia será feroz a medida que las compañías compitan por miles de millones de dólares en inversiones.

Fogg señaló que los cambios anteriores en la tecnología de equipos de red provocaron periodos de agitación a medida que los grupos de telecomunicaciones cambian de proveedores de equipos, las compañías se consolidan y los antiguos operadores se quedan en el camino.

La elección de proveedores de equipos 5G “no es una ecuación sencilla”, dijo.

“Básicamente, tienes que hacer una evaluación sobre su futuro. Hay que pensar en la fiabilidad de la vida del contrato”.

Algunos operadores que cambian los equipos heredados de Huawei podrían favorecer a Ericsson y Nokia porque son más capaces de suministrar equipos desde 2G hasta 5G, a diferencia de Samsung, sugieren los analistas.

La respuesta de Samsung es que hay pocos beneficios de tener una “RAN úni-ca”, y argumenta que es más rápido y no menos seguro para los operadores de red superponer la tecnología 4G y 5G en las redes heredadas 2G y 3G.

Otra crítica que expresan los analistas es que Samsung, tradicionalmente centrada en la fabricación de hardware, padece una oferta deficiente de servicios como parte de su negocio de redes, lo que obstaculiza su capacidad en áreas como diseño de redes, pruebas, optimización y software.

De acuerdo con personas cercanas a la compañía, el grupo tomó medidas para remediar esto, adquiriendo TeleWorld Solutions, un proveedor de servicios de red con sede en Virginia, en enero de este año, y al poner en marcha una ola de contrataciones para su equipo de servicios.

Huawei: golpeado pero no noqueadoHasta ahora, el negocio 5G de Samsung fijó la mira en operadores de red principalmente en economías avanzadas, particularmente en Asia, Europa occidental y América del Norte.

La compañía también cree que está fuertemente posicionada en India des-pués de obtener un contrato para desarrollar la red 4G para Reliance Jio, a pesar de una presión más amplia de Nueva Delhi para utilizar tecnología nacional.

Estos también son principalmente mercados donde hay presión sobre los gobiernos para que bloqueen a Huawei debido a los temores persistentes sobre los vínculos de la compañía con el gobiernoy el ejército chino.

Pero eso todavía deja grandes franjas del mercado global, incluyendo muchas economías emergentes, donde los gobiernos ignoraron las preocupaciones de EU.

Samsung, Nokia y Ericsson enfrentan la perspectiva de competir con el grupo chino en África, donde Huawei desarrolló una posición dominante en gran parte del continente, de acuerdo con los analistas.

Samsung señala que hay mercados en los que no puede competir con Huawei. “Sencillamente son un competidor muy duro. Cuando vas a las licita-ciones, con frecuencia hemos visto ofertas que no parecen tener sentido en el precio”, dijo Kim en julio.


NOTAS MÁS VISTAS