#CómoLeHago… para proteger mi dinero de fraudes

Con estos tips, evita que clonen tu tarjeta o roben información sobre tu cuenta bancaria.
#CómoLeHago… para proteger mi dinero de fraudes

Milenio Digital

A diario surgen historias de personas que sin darse cuenta han perdido su dinero. Responder una llamada o un correo sospechoso puede ser suficiente para perder el patrimonio de toda una vida a manos de criminales que usando distintas técnicas logran robar nuestra información financiera.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), durante 2017 se registraron 8.7 millones de reclamaciones con impacto monetario a la banca, de las cuales 6.5 fueron derivadas de posible fraude como consumos no reconocidos, fraudes cibernéticos o suplantación de identidad.

Evitar este tipo de fraudes y mantener tu dinero a salvo es fácil si se presta la suficiente atención; por eso, te damos algunos consejos para evitar caer en los engaños más comunes.

Las recomendaciones son de la propia Condusef y en general, consisten en no dar información personal ante cualquier mensaje, llamada o correo sospechoso.

PISHING

¿Qué es?

Una suplantación de identidad en la que se hacen pasar por una institución financiera para alertarte sobre errores relacionados con tu cuenta, por lo que te piden datos de la misma.

¿Cómo evitarlo?

  • No respondas ningún mensaje de correos sospechosos o de remitentes desconocidos. 


  • No ingreses tus contraseñas a sitios que llegaron por links en correo electrónico o mensaje; siempre teclea tú la dirección. 


  • Evita proporcionar tu información financiera y llama a la institución bancaria ante cualquier duda. 


VISHING

¿Qué es?

Una suplantación de identidad vía telefónica. El delincuente se hace pasar por empleado del banco y te alerta sobre cargos irregulares.

¿Cómo evitarlo?

  • No proporciones datos vía telefónica y recuerda que los bancos no piden información a menos que seas tú el que inicie una operación. 


SKIMMING

¿Qué es? 

También se conoce como clonación de tarjeta y consiste en un dispositivo roba los datos de tu tarjeta y la información se coloca sobre una tarjeta falsificada. No pierdas de vista tu plástico

¿Cómo evitarlo?

  • Procura que al pagar en un comercio, la transacción se realice siempre en tu presencia, y cuando te regresen la tarjeta verifica que sea la tuya.  


  • No dejes tus productos financieros (cheques, tarjetas) en tu auto, al usar un valet parking te los pueden clonar.  


En los cajeros…

Antes de hacer un retiro revisa que el cajero no haya dispositivos extraños en el lector de tarjetas, que no haya cámaras ocultas y de preferencia tapa con tu mano el teclado a la hora de capturar tu NIP.

PHARMING

¿Qué es?

Mediante ventanas emergentes, te redirigen a una página falsa que roba tu información.

¿Cómo evitarlo?

  • No hagas clic a páginas sospechosas. 


  • Desconfía de mensajes sobre haber ganado un premio o un viaje. 


  • Instala un buen antivirus. 


SMISHING

¿Qué es?

Un mensaje SMS que te envían con la finalidad de que visites una página web fraudulenta para obtener tu información bancaria.

¿Cómo evitarlo?

  • No des clic o abras vínculos sospechosos e instala en tu teléfono un buen antivirus.  


  • Si tienes duda sobre la veracidad de algún mensaje, lo mejor es contactar directamente a tu banco

COMPRAS EN LÍNEA

Además, de los anterior, al comprar en línea debes…

  • Entrar directamente a la página web de los correos, no por medio de links. 


  • Tener cuidado con productos baratos o rebajas extraordinarias, pues es probable que se traten de un fraude.   


  • Revisar que la URL del sitio donde comprarán tenga un candado en la parte superior izquierda, esto significa que el contenido está cifrado y es seguro.  


  • Evitar el uso de dispositivos públicos o redes wi-fi abiertas. 


Es importante que tomes en cuenta estas recomendaciones, dado que la atención que para las reclamaciones por robo de identidad o producto no reconocido, le toman al usuario más de 100 días en percatarse, ya que reaccionan generalmente cuando inician las labores de cobranza por un crédito que ellos no contrataron, pues no tienen el hábito de consultar con regularidad su Buró de Crédito. 

En cuanto a las reclamaciones por consumos no reconocidos que representan el 70 por ciento del total de las quejas, a los usuarios les toma hasta 28 días percatarse de tal consumo, lo cual indica que lo hacen hasta cuando les llega su estado de cuenta, este tiempo pudiera ser menor a las 24 horas si contaran con algún tipo de sistema de alertas que los propios bancos ofrecen sin costo. Se estima que al menos 26 millones de clientes bancarios a la fecha no tienen activado este servicio.

GGA

NOTAS MÁS VISTAS