Fertilización in vitro, el precio de ser mamá

Para algunos ser mamá no tiene precio, para otros requiere de una fuerte inversión en diversos tratamientos médicos.
El embarazo repercute en diversos cambios morfológicos en el cuerpo de la mujer.

Gersaín Grande

La fertilización in vitro es una de las últimas alternativas de reproducción asistida a la que recurren las mujeres o parejas con problemas para lograr un embarazo y con la esperanza de cumplir su sueño de tener un bebé; un sueño que podría costar más de 150 mil pesos.


En México, entre 15 y 17 por ciento de los mexicanos en edad reproductiva presenta algún trastorno relacionado con la infertilidad, la cual se diagnostica por la incapacidad de lograr un embarazo después de un año de relaciones sexuales no protegidas.

De acuerdo con el doctor Jesús Luján, presidente de la Fundación Pronatal, el número de parejas con problemas para lograr un embarazo ha crecido en los últimos cinco años a alrededor de tres de cada diez, debido a que ahora se busca concebir en una edad más avanzada, así como otros factores, entre ellos el estrés

El 40 por ciento de las veces los problemas de infertilidad son atribuibles al hombre, quien, entre otros trastornos, puede sufrir de un bajo recuento de espermatozoides; otro 40 por ciento de los casos es atribuible a la mujer y el 20 por ciento restante corresponde a ambos individuos.

Actualmente, el precio de la fertilización in vitro, que es un tratamiento de alta complejidad, oscila entre los 60 mil y 75 mil pesos en promedio, costo que puede hasta duplicarse si es que se recurre a la donación de óvulos o esperma y si se necesitan diagnósticos genéticos preimplantacionales, con lo que puede rebasar los 150 mil pesos.

El director de la Fundación Pronatal refiere que en este tratamiento la tasa éxito con óvulos propios varía según la edad de la siguiente manera:

  • De 30 a 35 años: hasta 80%
  • De 35 a 38 años: hasta 50%
  • De 38 a 40 años: hasta 30%
  • 40 años o más: menos de 20%

Sin embargo, asegura que recurrir a la donación de óvulos jóvenes eleva las probabilidades de lograr el embarazo y "el 90 por ciento de las parejas alcanza el 90 por ciento de probabilidad de éxito".

El elevado precio del tratamiento se debe a que la fertilización se realiza fuera del vientre materno y se necesita de un equipo de laboratorio especializado para tratar con ovocitos, espermatozoides y embriones. Además, el uso de medicación para estimular la ovulación, así como los procedimientos ambulatorios, suman gastos.

Sin embargo, se debe considerar que "de diez parejas que tienen problemas para embarazase, cinco se logran embarazar de forma natural y cinco requieren de reproducción asistida. De estos, tres lo consiguen mediante inseminación artificial y dos por medio de fertilización in vitro", explica el doctor Luján.

Riesgos

De acuerdo con el director de Pronatal, uno de los riesgos del tratamiento de fertilización in vitro es la hiperestimulación ovárica, que es un exceso en la cantidad de óvulos, producto de altas dosis del medicamento utilizado para estimular la ovulación.

Por otra parte, requieren de especial evaluación los casos en los que existe presencia de tumores en tiroides, ovarios, páncreas, entre otros, pues la estimulación estrogénica a la que es necesario someterse puede llevar a que los tumores crezcan y desarrollen cáncer.

GGA

NOTAS MÁS VISTAS