Gaseros en Puebla-Tlaxcala pierden 70 mdp por robo de autotanques

De 2017 a la fecha un total de 70 pipas cargadas con energético fueron robadas en esta región por grupos delictivos que se han vuelto más sofisticados.
Fuerzas federales aseguran una pipa con gas (Andrés Lobato)

Verónica López

La región Puebla-Tlaxcala concentra el 35 por ciento de los casos de robo de autotanques y semirremolques que transportan gas LP por carreteras en el país.

De 2017 a la fecha un total de 70 pipas cargadas con energético fueron robadas en esta región por grupos delictivos que se han vuelto más sofisticados. Ahora no sólo hurtan el combustible de ductos, o pipas cargadas en zonas rurales, ahora lo hacen a plena luz del día, incluso en fraccionamientos residenciales.

“Nuestras compañías asociadas nos reportan que de algún modo se estaba haciendo el robo en áreas lejanas de la zona metropolitana, en la sierra, y cerraron rutas. El problema es que cuando creyeron que se había tocado fondo les empezaron a robar pipas dentro de Angelópolis (fraccionamiento residencial ubicado entre Puebla capital y Cholula), donde para entrar o salir se necesitan cruzar hasta seis puertas de seguridad. Lo que refleja ya una práctica común que nos asusta”, señaló Jaime Ayala, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado de Petróleo (Amexgas).

Precisó que el robo de unidades de reparto representa una pérdida para los distribuidores de al menos 70 millones de pesos, convirtiéndose en una situación alarmante, ya que el manejo de combustible robado implica riesgos tanto para las empresas, autoridades y consumidores.

“En la región hemos perdido 70 pipas de 200 unidades que llevamos en el país en unos 20 meses. Es un tema delicado por lo que pedimos a las autoridades hacer uso de sus facultades para recuperar unidades y abatir el hurto de unidades desarrollar protocolos de actuación para frenar el ilícito”.

A lo anterior, añadió que los grupos involucrados en esta actividad ilícita se han dado a la tarea de clonar unidades o construir propias sin los estándares de seguridad para distribuir el gas lp y comercializarlo a precios mucho menores.

Comentó que tras un monitoreo reciente, distribuidores formales adheridos a la Amexgas, detectaron al menos 280 pipas sin registro ante la Comisión Reguladora de Energía (CRE) que circulan en esta región del país con venta libre del energético.


En ese tenor instó a los consumidores a no fomentar el mercado negro y evitar la compra de gas ilícito.

Ante el alza en este delito las compañías distribuidoras se han visto obligadas a cerrar 17 rutas de reparto y analizan suspender un número similar en la recta final de este año, lo que pone en riesgo más de 10 mil empleos.

AMV

NOTAS MÁS VISTAS