Corporación Financiera Internacional duplicará el financiamiento a México

El organismo, brazo de promoción privado del Grupo Banco Mundial, aumentará a 800 millones de dólares los prestamos al país pese al complejo entorno económico.
México tiene activos estratégicos de largo plazo que, tanto para el IFC como para inversionistas extranjeros.

Notimex

La Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), brazo de promoción privado del Grupo Banco Mundial, duplicará este año el financiamiento hacia México, a 800 millones de dólares, a pesar del complejo entorno económico.

El director de la institución en México, Ary Naim, comentó que el país tiene muchas brechas que atacar, pero también tiene activos estratégicos de largo plazo que, tanto para el IFC como para inversionistas extranjeros, son atractivos y esto se refleja en el apetito de inversión.

“Nosotros como institución, este año que empieza desde julio hasta junio, vamos a concretar al menos 800 millones de dólares de financiamiento nuevo en el país, que es el doble de lo que hacemos en un año regular; eso indica que nosotros le apostamos muy fuerte al país y estamos confiando en la agenda de México en el largo plazo”, dijo.

Tras la firma de un acuerdo de Cooperación para el Financiamiento de Infraestructura entre el IFC y la firma BEEL Infraestructure Partners, el directivo calificó como una buena noticia el anuncio alcanzado entre México y Estados Unidos para evitar la aplicación de aranceles a productos mexicanos.

En conferencia de prensa, comentó que la institución recibe bien la agenda del gobierno federal de lucha contra la corrupción, de más inversión pública y privada, en particular en la brecha geográfica y de impulso a la zona sur del país, así como la estrategia de austeridad presupuestal.

La IFC apoyará a la firma BEEL a movilizar los recursos que hoy tienen los inversionistas institucionales como los fondos de pensiones y las aseguradoras para que se destinen a proyectos de infraestructura.

Resaltó que desde 2008 a 2016, la inversión en infraestructura de México rondó el 2.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), nivel que debería subir a 5.0 por ciento, para llenar la brecha que tiene si quiere estar a la altura de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

lvm

NOTAS MÁS VISTAS